Inicio Artículos de Opinión Los “Guacamaya Leaks” expone la corrupción y simulación  
Universo Transparencia
Avatar photo

Los “Guacamaya Leaks” expone la corrupción y simulación  

Publicado en Órale Qué Chiquito el 10/10/2022
49
0

“La usurpación de documentos clasificados a la Secretaría de la Defensa Nacional revela esencialmente que persiste una práctica de desconfianza y ocultamiento de información pública a la ciudadanía”: Felipe Monroy

La ceguera significa perder la visión, es decir no poder ver la luz y por supuesto nada a la vista, para las personas es no poder ver y estar a oscuras. 

En política existe el fenómeno de la ceguera del político, esto es que aquellos que detentan o llegan al poder político, dejan de ver lo sustantivo para observar solo lo que les conviene para obtener sus propios fines, sin importarles si lo que hacen está bien, incluso pueden pasar por encima de las personas para obtener beneficios.

Lo anterior se agudiza cuando esa “ceguera política” se convierte en una ceguera grupal, donde los cercanos a ese personaje con poder le festinan y aplauden sus decisiones, dejando de ver lo que realmente está pasando.

Hay quienes señalan que una de las mejores recetas para evitar la ceguera individual y de grupo es ampliar el campo de visión es teniendo mucha humildad y ojos bien pero que bien abiertos.

Lo sucedido con la información filtrada a través de los “Guacamaya Leaks” que atacó al gobierno mexicano especialmente a la Secretaría de la Defensa Nacional, Sedena, con información trascendente y alguna de ella clasificada, debió ser tomada con seriedad por el presidente de la República, y no seguir con su postura de “ceguera” general.

El impacto de esta información está provocando un escándalo ya que si bien es cierto persiste una acción ilícita detrás del hackeo, también se debe apuntar que mucha de esa información debería ser pública, exceptuando de ello la información reservada por cuestiones de seguridad nacional o por poner en riesgo la vida.

La información de los “hacktivistas” logró extraer seis terabytes de datos de la Sedena con documentos inéditos de 2016 a 2022 que dan cuenta de investigaciones, espionaje a grupos subversivos o guerrilleros, e incluso al interior de las agencias militares de seguridad, ministeriales y el Gobierno de México.

De manera paulatina se ha dado a conocer datos que ponen al descubierto acciones del ejército que el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha venido asegurando que ya no se hacen. El principal ejemplo es el supuesto desaparecido “Estado Mayor Presidencial”.

Tal vez cambió de nombre, pero las actividades las siguen realizando, según información de este hackeo, ahora beneficiando a la familia del presidente, ya que según los documentos son atendidos por un equipo especial conformado totalmente por militares.

En la actual administración la atención presidencial corre a cargo del Primer Grupo de Servicios Especiales de las Fuerzas Armadas, integrado por jefes, oficiales y tropa de la Policía Militar. Ellos se encargan de su salud, seguridad y ayudantía en viajes públicos y privados al interior del país y el extranjero, incluso hasta a limpiar y hacer arreglos a sus casas particulares.

Vamos a ver ahora cual es la excusa para esta simulación y corrupción, ya que los mexicanos tenemos derechos a saber y a exigir cuentas del uso de los recursos públicos, pero que lamentable que sea a través de los “Guacamaya Leaks”.

Artículo anteriorCon éxito, se desarrolló el torneo cuadrangular de futbol inclusivo con sede en Gómez Palacio
Artículo siguienteBuscan eliminar discriminación por orientación sexual
Avatar photo
El periodismo una gran enseñanza, hoy trabajando por la Transparencia en la #UTIM Mtra en Transparencia UDG. Catedrática #FaderCipol

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí