Inicio Artículos de Opinión Xóchitl Gálvez no es para que se cuelguen

Xóchitl Gálvez no es para que se cuelguen

238
0

Todo el aparato cuatroteísta está bien enfocado en una misión: impulsar la percepción de que Claudia Sheinbaum va arrasando en las encuestas y la elección presidencial en 2024, ya está definida. La cómoda distancia en intención de voto, que separa a la virtual candidata de la Cuarta Transformación, no solo de Xóchitl Gálvez, sino también de Marcelo Ebrard, publicado en redes sociales del presidente nacional de MORENA, Mario Delgado, pareciera una invitación a bajar la guardia, a recoger sus canicas y dejar que se cumplan los plazos para que Don Andrés Manuel, le complete el “kit” presidencial que le empezó a dar con el bastón de mando. Sin embargo, los recorridos por el país, para firmar los “Acuerdos de Unidad para Continuar con la Transformación”, indican que no quieren dejar ningún cabo suelto para asegurar el triunfo, pero, ¿eso cómo lo está interpretando el Frente Amplio Opositor?
Es precisamente ahí donde la oposición tiene “atravesado el chamaco”. Muchas opiniones van en el sentido de que Xóchitl ha caído en el letargo; que la han dejado sola las dirigencias nacionales de los partidos integrantes del Frente; que debe cambiar de estrategia, en resumen, que su campaña no prende, solo que las campañas aún no comienzan, ¡ni siquiera las precampañas!, el hecho de que se hayan pasado por el arco del triunfo los tiempos del calendario electoral las dos grandes coaliciones, es otro boleto. Hay indicadores que deben considerarse para situarnos con mayor exactitud en la parte del proceso en la que nos encontramos. En efecto, las encuestas presentan un panorama sumamente favorable para Morena y sus aliados, “si hoy fueran las elecciones”, pero “hoy” no son, faltan alrededor de 8 meses, y no hay que olvidar que a partir de que le cerraron las puertas en Palacio Nacional, Xóchitl Gálvez irrumpió en el Ambiente Político como un fenómeno en redes sociales, poniéndose al “tu por tu” con el tabasqueño.
Negar la capacidad competitiva que representa la senadora Gálvez Ruiz, suena lógico entre los seguidores de la 4T, y absurdamente ridículo entre priistas, panistas y perredistas, porque la campaña de Xóchitl, se tendrá que nutrir de candidaturas competitivas en las elecciones locales. Por eso suenan perfiles femeninos para el Senado como Gaby Hernández López, con un alto posicionamiento territorial y garantía en las urnas; así como Verónica Pérez con la experiencia legislativa y la construcción misma de la alianza opositora en el estado; y Gina Campuzano, con las faldas bien puestas para subir a tribuna y ponerle una trapeada al director de PEMEX en su comparecencia. Hay perfiles masculinos que se visualizan, como el Ing. Héctor Vela Valenzuela, cuadro experimentado y de todas las confianzas del Jefe Político; Arturo Yáñez, muy cercano a Alito e integrante de las dos comisiones nacionales donde se tomarán decisiones; Ricardo Pacheco de los buenos parlamentarios; Carlos Matuk, quien entra a la escena política con amplia experiencia, y Jorge Salum quien a pesar de su posicionamiento, tiene muchos obstáculos internos que vencer.
A la causa de Xóchitl le deberán aportar los candidatos a diputaciones federales. Por mencionar solo algunos de una lista nutrida, está Alejandro Mojica, quien se ha visto bien en las mediciones; David Ramos, el alcalde de Guadalupe Victoria; Carlos Maturino quien tiene a favor la estructura panista; Sughey Torres con una buena cercanía territorial. Y lo mismo habrán de hacer quienes encabecen las candidaturas a legisladores locales, porque el proyecto de Xóchitl no es para que se cuelguen de él, sino para que lo empujen… con todas sus fuerzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí