Inicio Artículos de Opinión La llegada de los tecnócratas

La llegada de los tecnócratas

186
0

Desde Miguel de la Madrid Hurtado, a Ernesto Zedillo Ponce de León, poco a poco, los priistas fueron cediendo terreno y terminaron rindiéndose. Los tecnócratas antes mencionados, con estudios de posgrado en prestigiadas universidades en el extranjero, le pusieron al PRI la primera piedra para empezar, el principio del fin de ese partido. Como si fuera una ironía del destino, José López Portillo, les entregó en la persona de Miguel de la Madrid, a esa generación de presidentes que terminaron entregándole al PAN la presidencia de la República. Bien lo dijo en su momento López Portillo: “fui el último presidente de la revolución mexicana”.

Hoy el priismo nacional tiene un reto; volver a sus orígenes, para regresar a lo que fue. Tal parece que ahora, necesita del PAN y del PRD, para salir del “coma” político en el que se encuentra. Dentro del PRI nacional, hay militantes que han dado los mejores años de sus vidas a ese partido. Por eso, en su momento, la CTM, CNOP, CNC y el llamado primer sector conocido como la “unidad revolucionaria” hicieron del PRI como dijo el clásico; “no una escuela política, sino una maquinaria electoral”. En Durango el PRI con sus matices, ha vivido historias de como también, con la llegada del llamado grupo “Bebeleche” desplazó a los priistas históricos.

Desde las distintas facultades de la UJED, las convirtieron en una sucursal del PRI estatal, formando cuadros para llevarlos primero al Palacio de Zambrano y ahora, el Bicentenario. Muchas y muchos priistas en la actualidad, ingresaron a ese partido solo con el fin de escalar puestos públicos o de elección popular. Pero esto no sorprende a nadie, si antes había priistas con principios revolucionarios, hoy solo les importa el “pragmatismo revolucionario” y portar camisas con el logo del PRI. Hace unos días, llamó la atención un evento de la llamada “Unidad Revolucionaria”, donde tomó protesta como su presidente el profesor Paco Ibarra Jaquez.

Más allá del significado y del protocolo de la toma de protesta, muchos militantes se preguntan: ¿y esa unidad revolucionaria, servirá para regresar al PRI que perdimos? Hasta donde sabemos, Paco Ibarra Jaquez, viene al relevo de Jaime Valenzuela, un ejemplo de los priistas “que no se voltean ni en la cama”. ¿En 2024, se le hará justicia a esta unidad revolucionaria? Nosotros como santo tomas, ver para creer. Hacer justicia partidista a esta agrupación, sería mínimo darles una diputación pluri, y no los hagan sentirse como si fuera un asilo en lugar de la unidad revolucionaria.

En dicho acto, no podían faltar los “apapachos”, “palmaditas” y “sobaditas” de espalda para los integrantes de dicha unidad. El encargado fue el amigo de “Alito” Moreno Cárdenas, Arturo Hernández Cuellar, que ya se siente el candidato del PRI al senado de la República, pero seguramente terminará como candidato a diputado local o pluri. El actual presidente estatal del PRI, ha demostrado tener talento y facultades para decir frases con las que pasará a la inmortalidad. De su ronco pecho soltó: “este es el PRI que nadie detendrá, este es el PRI que reúne experiencia y juventud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí