Inicio Artículos de Opinión En riesgo de un infarto

En riesgo de un infarto

89
0

El Frente Amplio por México irá junto en 253 de los 300 distritos electorales para la Cámara de Diputados, y en 28 de las 32 fórmulas para el Senado de la República, y de los 47 distritos que no quedaron incluidos en el acuerdo, todavía puede modificarse al alza, puede todavía subir el número. Esto, a comparación de 2021 que fueron en coalición en 221 distritos.
Para este proceso electoral 2024 los partidos Acción Nacional (PAN), el Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) registraron ante el Instituto Nacional Electoral la Coalición Fuerza y Corazón por México para la Presidencia de la República y el Congreso Federal, con el objetivo de privilegiar y representar los intereses de las y los mexicanos, con base en un acuerdo plural por el bien del país, con la suma de las tres fuerzas políticas nacionales opositoras e impulsar un gobierno de coalición, donde para su realización se intercambiaron propuestas y generaron un amplio consenso y acuerdo para fortalecer a la candidata del Frente, Xóchitl Gálvez.
Luego de que el PAN seleccionó la precandidatura presidencial de oposición, el PRI resultó favorecido con la repartición de candidaturas legislativas con 14 candidatos al Senado y en la Cámara de Diputados podrá postular a 96.
En el caso de Durango, la distribución corresponderá entre otros, para contender por el Senado, a un representante del PAN y otro del PRI, mientras que el PRD tendrá a su abanderado en la candidatura a la diputación federal por el tercer distrito.
Además, de acuerdo a los resultados de preferencias que presentan las diferentes encuestas, hay una tendencia decreciente para los partidos que la conforman y de ir a las elecciones de manera diferenciada, el PRI y el PRD corren el riesgo de perder el registro. Esto, aunado a las divisiones que se han comenzado a registrar al interior por la definición de las candidaturas locales, como se dio en el PRI hace unos días con la renuncia de Adrián Ruvalcaba, aspirante a a Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, y quien podría formar parte de las filas de Morena.
En Durango, el conflicto al interior del blanquiazul con la actitud beligerante hacia sus correligionarios por parte del exalcalde Jorge Salum ha escalado diversas dimensiones a nivel nacional, donde el dirigente nacional Marko Cortés deberá imponer el orden y la disciplina para evitar siga el rompimiento de los grupos y que en las elecciones pasadas llevó a que el Ayuntamiento de Durango fuera ganado con votos de militantes y simpatizantes priistas.
En 2022, Esteban Villegas se alzó con el triunfo de la coalición Va por Durango, integrada por el PRI, el PAN y el PRD, con más de 370 mil sufragios, lo que representó el 53.78 % la votación, de los cuales correspondieron al tricolor más de 244 mil sufragios, que dieron el 35.47 % del total de la votación, mientras que el PAN aportó sólo 108 mil votos, con el 15.71 % de la decisión de los electores y el PRD con 17 mil votos, con el 2.60% de la votación, que no alcanzaron ni siquiera el 3% del porcentaje de exige la ley para mantener el registro.
Por ello, será el propio Esteban Villegas en su calidad de Gobernador del Estado surgido de esta coalición quien como Jefe Político dará el aval a los candidatos de Fuerza y Corazón por Durango, sin embargo, si entre ellos figura el exmandatario José Rosas Aispuro Torres, existe el riesgo de rompimiento de la coalición, dado el daño ocasionado al erario público en perjuicio de los duranguenses.
De pretender imponer las cuotas de los partidos y perfiles de personajes ligados con la anterior administración, la Fuerza y Corazón por Durango, corre el riesgo de un infarto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí