Inicio Artículos de Opinión La historia del “puente encantado”

La historia del “puente encantado”

170
0

Como dijo el clásico: quienes no conocen la historia, están condenados a repetirla. La moraleja sería; no olvidar “el legado” de la alternancia cuando fue gobernador del Estado, José Rosas Aispuro Torres, entre ellos, la corrupción del llamado puente encantado. Por cierto, ese puente que se construyó en el boulevard Francisco Villa, nos hace recordar que estábamos mejor, cuando estábamos peor. Este puente no resolvió el problema del tránsito vehicular, pero eso si, nos costó el doble del presupuesto inicial y hasta la fecha, no se han dado explicaciones a los ciudadanos duranguenses.

Dice el refrán: a rio revuelto, ganancia de pescadores. En este contexto, hubo un personaje que fue pieza fundamental, quien llegó a la SECOPE en septiembre de 2020, nos referimos a Jorge Ignacio Chanes Peña. Pasaban los meses y la construcción del puente no avanzaba, pero sí los problemas y por ello el de Chihuahua, Chanes Peña, agarró el toro por los cuernos y se convirtió en el vocero del puente encantado. En el último año de la agonía del sexenio pasado, Jorge Ignacio Chanes Peña en junio del 2021 hizo unas declaraciones a los medios de comunicación que hicieron historia. Esto en relación a que el famoso puente, al parecer presentaba problemas estructurales en su construcción.

Chanes Peña en aquel entonces, subsecretario de infraestructura carretera de la SECOPE, desmintió que hubieran fisuras en el cabezal de las columnas del puente Francisco Villa. Sin embargo, a la sociedad le quedó la duda y al final, como siempre sucede, los ciudadanos no se enteraron de nada. Los duranguenses recuerdan al gobierno de la alternancia como el más corrupto de la historia reciente. Hay mucha tela de donde contar, como es el caso de caminos y carreteras del Estado, se nos dijo que como nunca se construyó infraestructura carretera, se repararon caminos, terracerías y carpeteos en distintos municipios.

Pero en su momento cuando “todo se derrumbó”, nos dimos cuenta que solo se tomaban fotos de maquinaria pesada pero la obra jamás se realizó y ese dinero, hoy está en buenas manos: en el círculo más cercano al ex gobernador. Ya adivinó quién fue el responsable en este tema, fue nada más y nada menos, quien fuera subdirector de infraestructura carretera de la SECOPE, Chanes Peña en los tiempos aispuristas. Ahora que, gracias a la tecnología digital, podemos enterarnos de lo que pasa en el mundo y en el país. Por eso hemos tenido conocimiento que Chanes Peña, ocupa el mismo puesto que tuvo en Durango, pero ahora en el gobierno de Chihuahua, que encabeza la panista María Eugenia Campos, la famosa “Malu”.

No sabemos como llegó al puesto que hoy ocupa este personaje en la SCOP del vecino Estado. Bueno, pero después de todo como dice Martín Urieta; qué de raro tiene. Las y los panistas cuando de negocios se trata, lo saben hacer muy bien. Como ejemplo están, la estela de luz y la biblioteca digital “José Vasconcelos” en la UNAM. Subsecretario sin suerte, es un pobre subsecretario. Hoy Chanes Peña es subsecretario de la SCOP del Estado de Chihuahua y ya se siente secretario. Claro, se merece eso y más, adquirió mucha experiencia, en la construcción de uno de los íconos de la corrupción del sexenio de la alternancia en Durango, debido al fraude que se les hizo a los durangueses con el llamado puente encantando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí