Inicio Artículos de Opinión El regreso de dos expresidentes

El regreso de dos expresidentes

54
0

Todo comenzó en 1988, cuando el PRI y el PAN, legitimaron el fraude que se le hizo a Cuauhtémoc Cárdenas, impidiéndole llegar a Los Pinos como presidente de México. El arquitecto del fraude, fue el directamente beneficiado Carlos Salinas de Gortari, y desde entonces, se pactó con el PAN abrirles el camino para llegar a la presidencia de la República. Hasta la fecha, priistas locales y a nivel nacional, no le perdonan a Ernesto Zedillo Ponce de León, haber sido un instrumento para llevar a Vicente Fox a la residencia oficial.

Y como el que no asegunda no es buen labrador, el efecto colateral de estas historias de fraudes, le alcanzó en 2006 a López Obrador y le tocó al PRI, legitimar la llegada de Felipe Calderón a Los Pinos. En México, por muchas razones, con todo y las reformas electorales, resulta imposible demostrar fraudes en contra de un candidato a la presidencia de la República. Por ejemplo, a Manuel Bartlett se le cayó “el sistema”, Carlos Ugalde siendo presidente del entonces llamado IFE, se le hizo bolas el engrudo y con 250 mil votos de diferencia, justificó el fraude en contra de López Obrador. Pero “haiga sido como haiga sido” hoy están de regreso para apoyar a la candidata “telepronter” Xóchitl Gálvez, Ernesto Zedillo y Felipe Calderón.

Sin embargo, ninguno de los dos expresidentes, tiene la calidad moral para hacer proselitismo a favor de Xóchitl Gálvez. Sería como echarle gasolina al fuego, a Zedillo se le debe lo del FOBAPROA, rescató a los banqueros a costa de millones de mexicanas y mexicanos. Hasta la fecha, por esa deuda, pagamos miles de millones de pesos al año, tan solo de intereses. Vendió a empresas mexicanas y extranjeras, el ferrocarril propiedad del Estado y de los mexicanos. Quedó impune la matanza de Acteal, pero eso si, acabó ajustando cuentas con Carlos Salinas, metiendo a la cárcel a su hermano Raúl. Y que decir de Felipe Calderón, aquel que decía que era el candidato de “las manos limpias”, se le olvidó que fue un presidente legal pero no legitimo. Como olvidar que le declaró la guerra al narco y desde ese tiempo, el crimen organizado penetró al Estado mexicano y la sociedad sufre las consecuencias. El sexenio de Felipe Calderón no puede tirar la primera piedra, tampoco puede decir que no sabía lo que hacía su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna hoy preso en Estados Unidos y por si fuera poco, de acuerdo a la Fiscalía General de la República, García Luna podría estar implicado en el caso Colosio.

Pero no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre. No creemos que la virtual candidata del Frente Amplio Opositor, le haya pedido a Zedillo y a Calderón, que le apoyen en su campaña. Pero si así fue, en el pecado podría llevar la penitencia. En fin, entendemos que la hidalguense no tiene mucha tela de donde cortar. Quienes la rodean solo la están utilizando para sus fines personales: ser diputadas o diputados federales, senadoras o senadores de la República. Si gana estarán con ella, pero si pierde, la dejarán sola y a su suerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí