Inicio Artículos de Opinión Del dicho al hecho…¡hay muchos ciudadanos!

Del dicho al hecho…¡hay muchos ciudadanos!

38
0

En verdad, estamos ante un escenario inédito en esta sucesión presidencial 2024. Pasamos de las precampañas a las intercampañas, sin embargo, en los hechos, lo que hemos vivido han sido unas prolongadas campañas, en las que unos sienten que van muy avanzados en la construcción del segundo piso de la continuidad; otros creen que ya le arrebataron la esperanza a los que la tenían, y finalmente, otros más, llegaron con su “fosfomanía” a una carrera en la que sus adversarios, les llevan varios kilómetros de ventaja, pero, no se les debe olvidar a todos, ¡sí, a todos!, que “del dicho al hecho, hay mucho trecho”. Ciertamente, “al que madruga Dios lo ayuda” hasta en las urnas, pero “no por mucho madrugar, “abren las casillas más temprano”, y mucho menos, adelantan la jornada electoral, por eso, aunque las encuestas estén jugando un papel muy importante en la construcción de una percepción triunfalista con aroma a 4T, en la elección para el Senado, deben entender que “no serán enchiladas”.
Desde luego, tampoco significa que las candidatas de la coalición Fuerza y Corazón por México, Gina Campuzano y Rocío Rebollo, llevarán su campaña con una victoria “peladita y en la boca”. A cualquier “camarón del Ambiente Político que se le duerma, se lo llevará la corriente”, dado que, “cuando el río de las encuestas suena, es porque agua ventajosa lleva”. Gonzalo Yáñez y Margarita Valdez, “haiga sido, como haiga sido”, son la fórmula que representará los intereses de la Cuarta Transformación y tendrán el apoyo manifiesto de los liderazgos y partidos aliados de la 4T, quienes no se arriesgarán a entregarle a la candidata presidencial Claudia Sheinbaum, resultados adversos en Durango, pues de lo contrario, se podrían ganar unos buenos trancazos -políticamente hablando- con el bastón de mando, y “a bastonazo dado, ni Dios lo quita”.
La intención de AMLO al presentar su paquete de iniciativas en el ocaso sexenal y con el proceso electoral en curso, solo es para “tantearle el agua a los camotes neoliberales”, pues es lógico que la oposición no dejará pasar absolutamente nada que venga del Tabasqueño, con el argumento de que el presidente ha mentido mucho, y está vez, “de lengua se van a comer un taco de iniciativas”, antes de darle al aval para que avance en su “Plan C”, lo cual será el pretexto perfecto para que la fórmula Gonzalo-Margarita, se vayan contra los conservadores que quieren impedir la continuidad en la transformación. La dupla Gina-Rocío seguramente les dirán que “a otro perro con ese hueso”, lo que mantendrá viva la polarización y el debate en tiempos de intercampañas, donde se puede hablar de todo y nada, eso sí, “¡nomás no nos digan que a Chuchita la bolsearon!”, cuando estén “pariendo chayotes” por las multas que les lleguen del INE.
Hay mucha desconfianza ciudadana, pero, “la mula no era arisca, la hicieron” todos aquellos que “se sirvieron con la cuchara grande”. El escenario en Durango puede ser parecido al 2018, con mayor tendencia al 2022, en ese caso, la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, no puede confiarse en la posibilidad de un tsunami “sheinbaumista”. La moneda está en el aire, ¿cuál de las dos fórmulas,  Gonzalo-Margarita y Gina-Rocío, “no será candil de la calle y oscuridad de su casa partidista”? Todavía falta, por mucho discurso que se avienten, no se olviden que del dicho al hecho…¡hay muchos ciudadanos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí