Inicio Artículos de Opinión Jorge el Bailador

Jorge el Bailador

82
0

Mucho se habla de que en tiempos electorales, a algunos “les toca bailar, mientras otros están sentados”, pero éstos últimos, deben aplaudirle a los bailadores, ¡si no que chiste! En efecto, no siempre hay lugar para bailar en las boletas, los puestos de elección popular son pocos, y muchos los bailadores, y súmele cuando se trata de bailes de coalición. Algunos liderazgos que no están de acuerdo en el repertorio de sus partidos, prefieren buscar otros institutos para aventarse sus mejores pasos, eso puede ser cuestionable, válido para unos, reprobable y hasta ingrato para otros. Tal es el caso del bailador Jorge Salum, el cual, por supuesto, ha despertado cualquier cantidad de reacciones en el Ambiente Político, y seguramente, también traerá repercusiones en este 2024.
Mucho se especuló acerca de la salida de Jorge del PAN, hasta que el fin de semana, Movimiento Ciudadano, adelantó que se lo llevaría al baile, lo cual ocurrió ayer lunes cuando en rueda de prensa, anunciaron que, ¡ya llegó, ya llegó, ya llegó Jorge el Bailador! Las críticas panistas fueron contundentes. Siendo blanquiazul, Salum fue candidato en 8 ocasiones; fue regidor, diputado local y federal, alcalde capitalino, y bailaba como consejero en la Comisión Permanente Estatal y Nacional. Jorge bailó mientras otros permanecían sentados, uno de ellos fue Toño Ochoa, quien en 2019 tuvo que guardar sus mejores pasos para que Jorge bailara por la presidencia Municipal, inclusive, aceptó ser el coreógrafo de su campaña. De hecho, aseguran que a todos los bailes no podía faltar, pues Jorge se registró para la candidatura al Senado, la cual impugnó argumentando que había sido objeto de discriminación por “ser adulto mayor”.
A pesar de los señalamientos a su gestión como alcalde, es innegable que la honestidad de Jorge le metió buen ritmo a las finanzas municipales; hizo buen equipo con sus directores, con excepción de uno que otro, que por protagonismo personal, se atravesaba como quien no sabe bailar las de “Caballo Dorado”. Las deficiencias de comunicación en la primera fase de su trienio y el tema de salud que lo sorprendió, entre otros factores, le impidieron construir su reelección y conseguir la candidatura a la gubernatura por la alianza PAN-PRI-PRD. Sin embargo, Salum del Palacio mantenía su fortaleza fuera de la estructura panista, bailaba mucho mejor entre la ciudadanía; solo que no logró consolidar esa fuerza en un grupo interno afín a sus objetivos, siguió siendo un “lobo solitario”. Ahora la pregunta es, si el “Jorge emecista”, bailará igual que el “Jorge panista”.
Como quiera que sea, Martín Vivanco, evidentemente, sumó a sus filas a dos buenos bailadores del Ambiente Político, ya que Mar Grecia Oliva, exdiputada local, mujer bien preparada, luchadora de las causas feministas, y gran oradora, bailará como suplente de Jorge Salum en la fórmula para el Senado, que presentará el Movimiento Naranja. El baile no será sencillo para Jorge, Mar y quien les acompañe en dicha fórmula; le tendrán que meter unos pasos de salsa, merengue y hasta de pasito duranguense, para atraer al electorado, a fin de despolarizar la contienda que, según las mediciones, hoy por hoy está entre la 4T con la dupla Gonzalo-Margarita, y Gina-Rocío de Fuerza y Corazón por Durango. El impacto del baile de Jorge el “Bailador Naranja”, lo veremos en las urnas, solo ahí sabremos si al público le  encantó su forma de bailar, o lo castiga, porque a este baile, Jorge el Bailador, tampoco pudo faltar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí