Inicio Artículos de Opinión Los programas sociales de #AMLO… difamados, queridos, y odiados.

Los programas sociales de #AMLO… difamados, queridos, y odiados.

228
0

 

Mucho se ha comentado que la intervención de Vicente Fox en las elecciones del 2006 constituyó “una verdadera traición a la democracia”, de esta intromisión no quedaron pruebas, pero tampoco dudas, sin embargo, fue el propio Fox Quezada; quien recientemente corroboró esta teoría, al afirmar: operé para que ganara México, fui respetuoso de la democracia y de la libertad, fui respetuoso de la ley y de la constitución y por supuesto que apoyé a Felipe Calderón, en este caso, el fraude se generó como resultado de una gran inequidad.

Se trata del mismo Vicente Fox, que en el 2000, disfrazado de demócrata logró sacar al PRI de Los Pinos, el mismo que en el 2012 ayudó a que regresara el tricolor a la primera magistratura del país, además de darle la espalda a la candidata del PAN Josefina Vasquez Mota apoyando la candidatura de Enrique Peña Nieto. Se trata de el mismo exmandatario que pidió a Xóchitl Gálvez en caso de ganar la presidencia regresar la pensión a a los expresidentes, pero además pidió que quitara los programas sociales, al afirmar; “los huevones ya no caben en este país… agregó: ¡a trabajar cabrones! Así como dice Xóchitl. Esto provocó que la hoy candidata, dijera; voy a pedir al ex presidente Fox, que no ponga palabras en mi boca.

Fox Quezada, se está arrogando la paternidad de “los programas sociales” ( en especial adultos mayores), el PRD asegura que el surgimiento de estos, se dio en el otrora Distrito Federal, durante el gobierno perredista de Cuauhtemoc Cardenas, sin embargo la primera práctica surgió en el gobierno de Lopez Obrador el cual se llamaba “Programa de Apoyo para los Adultos Mayores de 70 años, residentes en el Distrito Federal”. A partir del 2003 el Gobierno Federal, apoyó a adultos mayores con un programa nacional, pero exclusivamente para quienes vivían en zonas de alta o muy alta marginación y que padecían pobreza alimentaria.

Ahora en el proceso electoral del 2024, “los programas sociales” son utilizados por los candidatos para abonar a su causa, y para descalificar a sus adversarios al asegurar que los pretenden quitar. En el 2022 Lopez Obrador acusó a Xóchitl de querer eliminar los programas sociales, a lo que ella respondió: AMLO me quiere ‘descarrilar’ para la CDMX rumbo al 2024. Esto fue lo que provocó la exigencia de el derecho de réplica de Xóchitl y la negativa del presidente a recibirla en Palacio Nacional, lo que a la postre ocasionó el cambio en la aspiración de Xóchitl de la Ciudad de México, a la candidatura a la presidencia de la república. Lo que dijo la candidata en el FIL 2022 fue “que los apoyos económicos deben ser temporales para que la gente pueda ganar su comida trabajando”. A estas palabras cada quien puede dar la interpretación que guste o convenga.

Claudia Sheinbaum propone dos nuevos programas sociales; adultos mayores y estudiantes serán beneficiados además de garantizar la continuidad de los programas actuales. En el caso de Xóchitl, asegura que como senadora votó a favor de incorporar los programas sociales en la Constitución. Sin embargo ella sabe que mucha gente duda de su palabra, por lo que firmó con sangre y ante notario que no los eliminará. Sin embargo esta comedia es inútil e innecesaria, hoy los pactos de sangre son arcaicos y la firma ante notario aun más, basta recordar la campaña de Peña Nieto “Te lo firmo y te lo cumplo” a pesar de 266 compromisos ante notario no cumplió ni 100.

Los programas sociales no los puede eliminar Xóchitl, Claudia, ni el mismo AMLO, quien logró incluirlos en la Constitución. Las opiniones de estos son antípodas, las aplauden o las descalifican, pero ningún candidato se atrevería a proponer quitarlos, además que no podrían hacerlo, todo lo que se diga al respecto son cuentos chinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí