Inicio Artículos de Opinión El efecto Máynez

El efecto Máynez

81
0

En Movimiento Ciudadano han de mostrado que son expertos en “marketing”. Cuando se pensaba que todo estaba perdido, tras la caída de la candidatura del gobernador de Nuevo León, Samuel García, llegó un Jorge Álvarez Máynez, dándose a conocer de una manera poco ortodoxa, un tanto frívola, contraria al buen parlamentario que algunos ubicaban en San Lázaro defendiendo a capa y espada los postulados del Movimiento Naranja. Muchos pensaron que ya no había remedio; lo mejor era que Jorge tomara sus “fosfotenis” y se fuera a su casa ha realizar algo de mayor provecho, que andar echando “cheve” en la campaña, copiando el estilo de su “compadre” Samuel. La sonrisa forzada, sus limitados conocimientos en lenguaje de señas y sus letreros hechos a mano durante el primer debate entre candidatos presidenciales, indicaban que la apuesta Naranja, había salido muy amarga.

Sin embargo, se confirmó, una vez más, que en Movimiento Ciudadano, el “marketing” es lo suyo. De un momento a otro, las cosas cambiaron para Jorge Álvarez Máynez, quien ya había quedado solo en “Máynez”. Ciertamente, una buena parte de las personas que lo conocían lo ubicaban así, como “Máynez”, ahora, después del mencionado debate, ya no era la mayoría, sino todos. El efecto “Máynez” se comenzaba a sentir. Los memes que circularon en redes sociales multiplicaron el nivel de conocimiento de aquel candidato cuya desventaja, era ser desconocido. Y de pronto, la especialidad de MC, volvió a surgir con el “jingle” de campaña que llegó a colocarse en el top de las reproducciones de reconocidas plataformas musicales. “¡Máynez presidente!”, suena en antros y diversos eventos sociales, en medio de un Ambiente Político de fiesta, como en su momento lo hicieron con aquella tonadita del “na, na, na…”

El efecto Máynez estaba penetrando rápidamente en el sector de los jóvenes, esparciéndose entre la niñez y llegando a los hogares con gran aceptación. A la mitad de las campañas presidenciales, Movimiento Ciudadano estaba logrando lo que nadie se había imaginado: meter en el ánimo social a su candidato, borrando todo el pasado -por cierto, muy reciente- del político regio. En Durango, -como en todos lados seguramente-, basta con poner la canción de “Máynez presidente”, para llamar la atención de la población que no ubica ninguna de las melodías de las candidatas, pero la del candidato Naranja, ya le resulta muy familiar, por lo que ahora, el partido que dirige Dante Delgado, espera ver el efecto Máynez traducido en intención de votos, es decir, que las encuestas reflejen, de alguna manera, que la estrategia ha sido la correcta.

Salvar el registro, lo que parecía imposible hace un mes, hoy en día es “pan comido”. Sacar a votar a ese sector poblacional dispuesto poner el ambiente en las “pachangas”, pero no tanto en las urnas, es el verdadero reto para Movimiento Ciudadano. Si las encuestas se mueven a favor de Máynez antes del segundo debate, y mejora su participación durante la realización de ese ejercicio, el escenario puede cambiar dramáticamente. ¿Qué tanto podría crecer? Eso está por verse. ¿Podría despolarizarse la elección? Es muy difícil que eso ocurra, mas no imposible. Lo cierto es que Movimiento Ciudadano es el único partido que puede reciclar sus “jingles”, porque son tan “pegajosos”, que inevitablemente sabemos de quién se trata; si logran traducir eso en votos y no solo en reproducciones, el efecto Máynez, habrá sido todo un éxito, si no, solo pasará a la historia, como una buena “rola para la chaviza”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí