Inicio Artículos de Opinión ¿Cuánto ganan los políticos?

¿Cuánto ganan los políticos?

344
0

Hoy, en tiempos de ira, de corrupción y oportunismo, cobra mucha vigencia aquello de “yo no meto las manos al fuego por otro”. Aunque en política parece no operar esta aseveración, pues el PAN si mete las manos por el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno (Alito). A su vez, el PRI mete todo el cuerpo al fuego por Ricardo Anaya, que como Alito, quiere ser presidente de la república.

Ricardo Anaya, es prófugo de la justicia, según el PAN, es perseguido político; por allí afirman, que Alito no tarda también en ser fugitivo, con lo que a los posibles candidatos del Prian, se les podría aplicar eso de que: “los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán”.

Esta tormentosa relación política entre el PAN y el PRI, nos recuerda una antigua canción llamada “el juramento” que dice…” hemos jurado amarnos hasta la muerte”. Más allá de las pasiones desenfrenadas del Prian, su tormentosa relación bien puede encuadrase en una lagrimienta novela de la señora Vargas Dulché.

Por cierto, unas de las incógnitas en nuestro país, y quizá en el mundo, sea el monto de las fortunas de los políticos, sobre todo, en México, las delos personajes del viejo régimen. Sobre este tema se tejen leyendas, se especula y se arman fantasías. Se necesita que un político caiga en desgracia, como es el caso de Murillo Karam, del que se habla tiene una fortuna de más de cien millones de pesos, lo que se incrementará con las lujosas propiedades comprobadas, y, otras que irán saliendo.

Esto parece ser una verdadera miseria comparada a los que se rumora tiene Alito, que superaría los cuatro mil millones de pesos, o la de Roberto Madrazo, se especula sería de treinta mil millones de pesos, Humberto Moreira y Manlio Fabio Beltrones cincuenta mil millones, según trascendido en Redes.

Estas cantidades pueden ser exageradas, o alejadas de la realidad por ser una miseria, de cualquier manera, son ejemplo para sostener nuestra hipótesis, de que las fortunas de los políticos son una incógnita.

Pero no solo están en esta incógnita los grandes políticos, también los no tan grandes, y hasta los de medio pelo, y si no veamos: A cuánto asciende la fortuna de un político que llega gobernador. O el rector de una universidad, o el tesorero, el secretario de obras, de salud, de educación y otras dependencias ambicionadas.

Y no nos vengan con la jalada de que están vigilados por las contralorías, por los consejos anticorrupción y otras dependencias fantasmas, o bien que ya lo dijeron en sus declaraciones patrimoniales, porque se nos caen los “chones” de risa.

Desde que se inventó la política, como ejercicio para administrar los recursos de la sociedad, las luchas por ocupar los espacios son rudas, porque se tiene poder y riqueza.

 Esta debe ser la polémica, lo que hace la controversia es saber si hay en los señores del poder una media para llevarse a casa una piscacha de dinero, o si la oportunidad de estar en el poder es para robar con ambición desmedida y fuera de toda sensatez.

Son fortunas que se hicieron al margen de la ley, por lo tanto, quien las hace es un delincuente, aún más, es dinero qué invertido en proyectos productivos, puede generar fuentes de trabajo, y la posibilidad de que miles de niños no mueran por desnutrición, lo cual, los enriquecimientos son genocidas. 

Lo que resulta grotesco, es que hay políticos que afirman que su dinero es producto de servirle a México. Aunque usted no lo crea. O no.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí