Inicio Artículos de Opinión La vorágine
SIN PROTOCOLO
Avatar photo

La vorágine

Publicado en Periódico Victoria el 16/10/2022
138
0

En una vorágine se encuentra Durango, las condiciones financieras en las que dejaron al estado, y, las lamentables decisiones del congreso del estado, impactan a todos niveles. 

La legalización de vehículos de procedencia extranjera incrementó el número unidades, en algunos casos dos o tres por familia, esto significa una erogación de cinco a quince mil pesos. Los diputados guardan silencio, no dan la cara a la ciudadanía, y cuando surgen declaraciones, son tan lamentables como la del diputado Ricardo López Pescador, que dijo que, “si tenían para la caguama, tendrían para el replaqueo”, este es el esquema mental de quienes por décadas han vivido de las nóminas, percibiendo altos salarios que paga el pueblo.

No hay peor político que el que carece de sensibilidad social, o el desclasado que nació en la pobreza y su resentimiento lo traduce en dureza y despotismo contra los de su clase.

El político que daña a la sociedad, es el soberbio y prepotente, el que desprecia al de abajo, el enriquecido con el dinero del pueblo, el que vive en el confort desenfrenado y diariamente se levanta pensando como incrementar su fortuna a base de triquiñuelas y transas obscuras.

Así es como se pueden explicar los brutales desfalcos de los gobernantes, ya sean de Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas, Sonora o Durango. Fortunas invertidas en enormes ranchos, casas de campo, edificios lujosos, cuentas bancarias abultadas, y lo increíble, siguen buscando como aumentar sus riquezas, con el dinero del pueblo.

 En Durango, los diputados, que deberían de ser un candado para que los recursos se apliquen con transparencia, se convierten en cortesanos que aceptan y aplauden lo que les manden; así fue como fueron aprobando una a una las cuentas públicas del pasado sexenio, claro, sin descartar qué en cada cuenta pública, se llevaran una tajada de billetes salido del trabajo de los ciudadanos.

En el grave problema económico que tiene Durango, se debe hacer una profunda reflexión; si bien los diputados son parte importante de que esto suceda, hay más culpables cómo: Los medios de comunicación que se dedican a la alabanza de los poderosos, los que viven de la entrevista a modo, los que niegan y cierran las puertas a la visión crítica, incluso, agreden y calumnian a quienes denuncian. Así, el periodismo que habla y no adula, que critica y no se humilla, los incómodos que no caben en el chayote, llegan a ser asesinados.

Hace solo unas semanas, una escritora, un articulista y su servidor, fuimos dados de baja de una Grupo de whatsapp, solo por pensar diferente e incomodar a las gentes decentes, lo malo es que es un grupo de “escritores” que se hacen llamar “independientes”, seguramente el segundo paso será darnos de baja en la asociación, lo cual en mi caso ya es común que lo hagan, por mi forma de ver y expresar la realidad

Los organismos empresariales alzan la voz para condenar que paguen justos por los ladrones, a estos empresarios, que en sus asociaciones tienen información que les permite conocer la realidad de la administración pública, guardan silencio, y con ello, acallan la crítica social. Las irregularidades se deben denunciar cuando suceden antes que detonen, porque las consecuencias son impredecibles, no obstante, el que hoy se pongan del lado del pueblo es un avance.

Los partidos políticos desde hace muchos años están bajo la mirada acusadora del pueblo: señalados de corruptos, indolentes, oportunistas, manipuladores, y parasitar del pueblo, al que tratan con desprecio. Surge Morena, que abre una esperanza a una nueva forma de hacer política, lamentablemente en Durango, sus diputados mienten, roban y traicionan. O no.

Artículo anteriorPor fin… ¿ya basta?
Artículo siguienteUN FESTIVAL CULTURAL AUSTERO, PERO DE BUEN GUSTO
Avatar photo
Deje inconclusa la carrera profesional. No pasé el examen del ceneval en la universidad de la vida. Los políticos me dan alergia y me enferman del asma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí