Inicio Artículos de Opinión LOS RELEVOS EN EL GABINETE DE TOÑO OCHOA

LOS RELEVOS EN EL GABINETE DE TOÑO OCHOA

134
0

Si algo ha caracterizado al alcalde de Durango, José Antonio Ochoa, es que no se anda por las ramas, cuando se trata de hacer modificaciones en su gabinete, por lo que no extrañan, los últimos tres movimientos que hizo y que al común denominador, les pasó inadvertido: tal es el caso de Liliana Juárez que ya dejó de ser la titular del Instituto Municipal del Deporte y en su lugar, quedó como interino Oswaldo González; Toño Mier entró en lugar de Ernesto Ríos como sub secretario del Ayuntamiento y finalmente; Memo Compean dejó de ser el sub secretario de Atención Ciudadana y en su lugar, aún no se ha dado un nombramiento oficial, pero se espera que este se dé en cuestión de días.
En el caso de la ex titular del Instituto Municipal del Deporte, Liliana Juárez, se sabe que no pudo transitar con la nueva manera de trabajar y la adherencia de esa área municipal al súper instituto que encabeza Giovanni Rosso, mismo que llegó con un modelo distinto de trabajo al que la mulcitada no se pudo adaptar y de ahí que se haya tomado dicha decisión, la que debería ser a favor del deporte a nivel municipal, es decir, que si la anterior no estaba dando los resultados esperados, entonces se buscará a quien sí los dé, por lo que el mensaje deberá ser bien recibido por el resto del gabinete tanto legal como ampliado… No vaya a ser el diablo.
Sobre la salida de Ernesto Ríos como sub secretario del Ayuntamiento, se sabe que su salida se deben a ajustes naturales dentro de la administración municipal y que nada tiene que ver, con que haya tenido una mala relación con Bonifacio Herrera Rivera, por lo que ahora deberá dar resultados en el corto plazo Toño Mier, el cual tiene una amplia experiencia y seguramente, no tendrá problemas en tomar rápido las riendas de esa responsabilidad que en definitiva no es menor. En el caso de Guillermo Compean, no es ningún secreto que tiene mucho tiempo con aspiraciones políticas, por lo que quizá su salida, se deba a que ya era la hora de dar un paso de costado y meterse a fondo en la lucha por esa candidatura que se entiende, sería para una diputación local y por Acción Nacional.
Se debe entender que cada uno de los integrantes del gabinete legal y ampliado del alcalde José Antonio Ochoa, antes de tomar protesta en cada una de sus respectivas responsabilidades, firmaron su renuncia desde el primer día, es decir, asumieron la responsabilidad de que si no entregaban los resultados esperados, dicha renuncia se haría efectiva y que si bien, no ha sido en todos los casos, sí hay algunos en particular que no estaban cumpliendo con los objetivos, lo que terminó siendo una mala combinación, si se toma en cuenta que trabajaban para un presidente municipal al cual no le tiembla la mano para tomar este tipo de decisiones y que ha sido una constante dentro de su administración, lo que seguramente no cambiará en lo que resta de su trienio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí