Inicio Artículos de Opinión LA BOTARGA LA VOLVIO A CAGAR…PERDON A PENDEJEAR, BUENO PA´L CASO ES...

LA BOTARGA LA VOLVIO A CAGAR…PERDON A PENDEJEAR, BUENO PA´L CASO ES LO MISMO.

120
0

El pasado 10 de noviembre en una gira por el estado de Chiapas, la botarga que se disfraza de dinosaurio para asistir a las sesiones del congreso, la volvió a cagar, o como diría ella, a pendejear, que pa´l caso significa lo mismo. Resulta que en una conferencia de prensa Xóchitl Gálvez, futura candidata presidencial del Frente Amplio por México (FAM), llamó “mal priista” a Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente del tricolor, quien apenas días antes la recibió para registrarla como precandidata única de su partido rumbo al 2024. “Hay muy malos priistas que yo no trabajaría, como Bartlett, como ‘Alito’, o como el ahora exgobernador de Hidalgo, Omar Fayad”. Así lo dijo, está grabado, todo mundo se dio cuenta. Lo dijo en medio de miradas y gestos incómodos de los políticos que la acompañaron que incrédulos se volteaban a ver unos con otros y al oído se cuchicheaban expresando: está señora la volvió a pendejear, pero que se puede esperar, ni modo ahora nos aguantamos, para que la escogimos si ya sabíamos que tiene fama de regarla con sus inoportunos comentarios y declaraciones. Sin embargo, minutos después, la botarga se retractó e intentó corregir su comentario alabando al líder nacional del PRI. Instantes después el cínico aludido, el tal Alito, la justificó diciendo que la señora la había cagado…bueno pendejeado, que pa´l caso es lo mismo, porque la botarga había tenido un lapsus mental. Los lapsus mentales o lapsus brutus son la incapacidad de recordar temporalmente algún tipo de información en situaciones cotidianas. Ocurren cuando una persona se dirige a realizar una acción y unos segundos antes de ponerla en marcha se le olvida. Esto sucede porque surgen pequeños fallos en la memoria. Como por ejemplo cuando olvidamos las llaves en casa, perdemos el celular o confundimos el nombre de una persona. Pensando en esta definición, a Xóchitl no se le olvidó el nombre de Alito, más bien lo recordó por sus negros antecedentes y no precisamente por ser una finísima persona o un ciudadano ejemplar. Tal parece que los nervios la traicionaron, dicen sus defensores, pero ahora sí que, utilizando el lenguaje florido de la señora ni madre, la señora expresó lo que millones de priistas y mexicanos piensan del presidente nacional del PRI, que lapsus ni que nada, le salió del corazón por la simpe y sencilla razón que la imagen del señor Alito Moreno, es precisamente la de un mal priista, la de un pillo, la de un rufián y lo único que la señora dijo fue ratificar la mala fama de este sujeto. Los analistas observan a una Xóchitl sola, pues ni siquiera puede implantar sus criterios político-sociales al interior del partido al que dice pertenecer (PAN) como es el derecho al aborto. Por lo que respecta al PRI, con Alito al frente, más que una ayuda, la aspirante tiene una rémora que sólo busca protegerse con un buen fuero para seguir impune. Si Xóchitl lograra la hazaña de quitarse a Alito de encima ganaría mucho en el ánimo de la gente. Y ya no hablemos del PRD que es más inútil que una silla de ruedas con pedales. Es paradójico que una ingeniera, experta en edificios inteligentes, no pueda estructurar —o no la dejen— una campaña política inteligente.  El nuevo resbalón o lapsus brutus de Xochitl Galvez ante priistas chiapanecos: “Hay muy malos priistas con los que yo no trabajaría como Manuel Bartlett , o como Alito moreno, o como ahora el exgobernador de Hidalgo, Omar Fayad”, revela una vez más que la mujer no está en lo más mínimo preparada para gobernar un país tan complejo como el nuestro, y en el remoto caso de que llegara a ocupar la silla presidencial ya sabemos lo que va a pasar,  se la va a pasar pendejeandola un día sí y el otro también.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí