Inicio Artículos de Opinión La desconexión social de Xóchitl

La desconexión social de Xóchitl

122
0

A solo unos días de que iniciaron las precampañas de los aspirantes a la Presidencia de la República, distintas son las lecturas que se van teniendo de quienes buscan llegar a Palacio Nacional, pues se supone que cada alianza y partido deben estar aprovechando este tiempo que otorgan las autoridades electorales, no solo para llegar a los militantes y simpatizantes, sino a la sociedad en general, pues a pesar de que su publicidad va dirigida, por ley, a cierto sector, me parece que en el caso de Xóchitl Gálvez ha quedado “a deber”.

Y es que si bien en la primera etapa donde destacó por encima de los otros aspirantes tanto de Acción Nacional como del Revolucionario Institucional, me parece que la hidalguense no mantiene ese ritmo de conexión con los ciudadanos, ya que su narrativa sigue estando relacionada con su origen y el cómo ha salido adelante luego de salir de su tierra natal, y que a pesar de vender gelatinas pues hoy está convertida en una exitosa empresaria. Sí, esto habla de una importante superación personal y es muy aplaudible, y desde luego eso le permitió registrarse como abanderada única de alianza entre los dos partidos en mención junto con el de la Revolución Democrática.

Esa parte de su proselitismo fue muy conmovedor y socializó de inmediato su propia realidad derivado de las críticas que se hicieron desde Palacio Nacional, en la clásica “mañanera” de López Obrador, pero creo que Xóchitl Gálvez ya se encuentra en una posición en donde más que hablar de su experiencia de vida, hoy debería estar enfocada en mantener un acelerado ritmo de crecimiento, pues deberá aprovechar que la candidata oficial, Claudia Sheinbaum, difícilmente podrá crecer más, por el contrario, la tendencia de la ex jefa de gobierno de la Ciudad de México deberá estar pensando en no equivocarse para que esa ventaja que hoy tiene, no se desmorone.

Y creo que es algo que la precandidata del Frente Amplio deberá considerar, así como su propio equipo cercano. Primero, buscar los puntos vulnerables del Presidente y de su candidata, sin dejar de lado ese discurso “entrón” que le permitió contrarrestar al oficialismo y sus políticas públicas. Debe incrementar la estrategia de socialización de que los programas sociales no se van a eliminar, sino por el contrario de van a fortalecer, porque sí forma parte de su discursos, pero no se socializa mediante los espacios en medios electrónicos que hoy tiene, y prefirió una campaña más nostálgica que efectiva.

La hidalguense se desconectó de la sociedad desde el momento en que López Obrador dejó de atacarla, es decir, su principal fortaleza fue la inmediatez con la que le respondía al Presidente luego de que mencionaran su nombre en las “mañaneras”, algo que entendió bien el inquilino de Palacio Nacional, pero ello ha dejado de manifiesto que nadie en el equipo del Frente Amplio tenía un “plan B” respecto a caminar con argumentos sólidos que le permitiera ser vista por la sociedad como alguien que en verdad puede derrotar a Morena en las urnas.

Por otra parte, Gálvez Ruiz ha seguido empeñada en resaltar que no le abrieron las puertas de Palacio Nacional en sus promocionales, algo que social y políticamente ya dio lo suficiente, los mexicanos fuimos testigos de ese hecho, porque conectó muy bien, pero ahora la situación es otra, pues se necesita que su idea de gobierno llegue primero a toda la militancia de los partidos que forman el Frente, y ello le permita más argumentos a quienes serán abanderados a los gobiernos estatales, así como a quienes aspiren a una curul federal, no se podrá andar en territorio con ese argumento, me parece que no es suficiente. Así que si Xóchitl busca crecer deberá dar un “manotazo” en el escritorio y cambiar el rumbo, o bien, cambiar de asesores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí