Inicio Artículos de Opinión LA “MUERTE” DE EL SOL DE DURANGO

LA “MUERTE” DE EL SOL DE DURANGO

94
0

En su momento, el Sol de Durango perteneciente a la Organización Editorial Mexicana (OEM), fue considerado uno de los medios de comunicación más importantes de Durango, con una boyante economía, en donde no había instancia gubernamental o política que no quisiera aparecer en sus portadas, de ahí que su plantilla laboral fue numerosa, pero que en el tema periodístico, contaba con plumas como la de Don Pedro Rocha y Sida (QEPD); Mariano Alvarado que con su columna Tip Tip, era la que marcaba la agenda política a nivel local; Don Agustín Herrera Magallanes y Nepo Romero (QEPD) robustecían a aquellos reporteros en los que descansaba la línea editorial de ese rotativo que era el de mayor tiraje en toda la entidad, sin lugar a dudas.
En aquellos tiempos, la directriz del periódico era encabezada por Juan Álvarez Montes, un hombre sue géneris, pero con un gran liderazgo, principalmente al momento de tomar decisiones de tipo administrativo, por lo que era implacable al momento de ofertar y cobrar la publicidad comercial y política, lo que le representaba a esa compañía periodística, entradas de dinero que se reflejaban en buenos salarios y prestaciones para sus trabajadores, sin embargo, fue en el año 2004, cuando OEM decide hacer un cambio y dejar en su lugar a Joaquín Martínez Garza que en ese entonces, era el sub director de ese medio y mano derecha de Álvarez Montes, a partir de lo cual, muchas cosas cambiaron y vino la debacle, tanto administrativa como editorial que a la postre, le trajo altos costos a la empresa y a sus trabajadores.
Cuando la mayoría de los medios de comunicación habían entrado a la era digital a sabiendas de lo que se venía principalmente para quienes salían aún en papel, Organización Editorial Mexicana nunca capacitó a sus trabajadores para esa era y mucho menos les dio las herramientas tecnológicas para competir, lo que le dio la oportunidad a otros medios de crecer y ganar terreno, ya para cuando OEM reparó en lo que no había hecho, ya era tarde, el Sol de Durango había dejado de ser atractivo para los lectores y por consiguiente, también para la contratación de publicidad tanto comercial como gubernamental, por lo que era cuestión de tiempo para que medidas radicales se tomarán, no fue casualidad que presuroso, Joaquín Martínez Garza tramitara su jubilación a mediados de año, quizá a sabiendas de lo que estaba por venir.
Hoy los que están pagando los platos rotos son los reporteros, fotógrafos, editores, corresponsales y demás personal que este lunes pasado, les mandaron hablar para que firmaran su finiquito, habían dejado de ser parte ya de Organización Editorial Mexicana, el problema mayor, de acuerdo a lo que han expresado ex trabajadores de esa empresa, es que quieren darles un 40 por ciento menos de lo que les corresponde, por lo que no fue casualidad que el propio gobernador, Esteban Villegas, se pronunciara al respecto y le pidiera a OEM respetar los derechos de quienes fueran empleados de esa empresa y que se evitarán problemas, incluso aseguró que buscaría darles cabida a algunos de ellos en su administración, un gesto que seguramente no olvidaran quienes hoy se han quedado sin ese sustento económico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí