Inicio Artículos de Opinión Pasar de los privilegios a los derechos

Pasar de los privilegios a los derechos

189
0

Un pueblo que valora sus privilegios por encima de sus principios perderá ambos: Eisenhower

Este fin de semana tuve la oportunidad de escuchar a dos expertos mexicanos en la labor que cada uno realiza en el ámbito de sus ramas, durante el proceso de capacitación de la organización denominada “Poder Ciudadano”.

Luis Carlos Ugalde, exconsejero y expresidente del Instituto Nacional Electoral y a Eduardo Bohorquez, director general de Transparencia Mexicana.

El tema de Ugalde estuvo centrado en “El contexto político en México de cara a las elecciones del 2 de junio del 2024”, quien aportó datos estadísticos sobre los niveles de participación en nuestro país en las elecciones anteriores.

En el caso de Eduardo Bohorquez, se ha desempeñado desde Transparencia Mexicana a realizar estrategias anticorrupción con base en herramientas de control, sistemas de información, movilización social y monitoreo ciudadano para fortalecer la transparencia, la rendición de cuentas y la integridad en distintos sectores, fue interesante el planteamiento que propuso.

El tema del director de Transparencia Mexicana estuvo centrado en los “Retos y desafíos de la participación electoral de las y los ciudadanos mexicanos”, exponiendo dos aspectos relevantes: los privilegios y derechos.

El significado de privilegio de acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española es la “Exención de una obligación o ventaja exclusiva o especial que goza alguien por concesión de un superior o por determinada circunstancia propia”.

El asunto expuesto por Bohorquez, estuvo centrado en la necesidad de que en el país es indispensable defender no solo el “Estado de Derecho” sino el “Estado de Derechos” en un país donde se señala que hay privilegios.

Es un planteamiento interesante que debe analizarse a profundidad cuando desde algunos espacios del poder público se habla de la necesidad de “acabar con los privilegios” que tienen algunos servidores públicos.

Una reflexión que se expone es que esos privilegios, podrían estar en muchas partes de nuestro quehacer diario y que a veces no nos damos cuenta.

En ese sentido no se escucha la postura de fortalecer y defender el Estado de Derechos, que nos correspondería a la mayoría ejercer por encima de esos privilegios.

Desde el ámbito del derecho a la información, tema al cual he dedicado a analizar, estudiar y ejercer durante más de 20 años desde diferentes frentes como la sociedad civil, el servicio público y la academia, hoy más que nunca en el marco de un proceso electoral como el de este año, es indispensable detenernos a analizar su defensa en un sentido amplio.

Como sociedad, debemos reflexionar sobre el hecho de plantear como causa genuina la defensa de los derechos por encima de los privilegios, estamos a tiempo de hacerlo sobre todo si en nuestras manos tenemos la oportunidad de ejercer otros derechos como el del voto en este 2024.

Defender los derechos ganados no es una tarea sencilla, de manera especial si la pretensión es debilitarlos o en un caso extremo desaparecerlos, por ello la sociedad en su conjunto debería asumir un rol protagonista en esa defensa porque está en nuestras manos llevarlo a cabo.

Ojalá que así sea.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí