Inicio Artículos de Opinión BRAVUCONERÍAS EN EL CABILDO DE DURANGO…

BRAVUCONERÍAS EN EL CABILDO DE DURANGO…

140
0

Este jueves se llevó a efecto una sesión más de Cabildo en el municipio de Durango, la cual tuvo verificativo en Santiago Bayacora, en un esfuerzo por hacer partícipes a las comunidades tanto de la zona rural como serrana de ese ejercicio gubernamental, sin embargo, no fue una sesión cualquiera, pues tuvo el distintivo de que un regidor le recordó su progenitora a otra y no conforme con ello, lo esperó a la salida para cantarle un “tiro”, como aquellas diferencias que se arreglaban cuando los estudiantes salían de las instituciones educativas, lo que irremediablemente trajo cualquier cantidad de reacciones, la mayoría de ellas, reprobando ese tipo de bravuconerías que no van con estos tiempos y menos con la investidura que tiene un regidor.
Resulta que Jorge Silverio hizo una propuesta en su intervención para pedir a la autoridad, lance una campaña de promoción de cultura vial y prevención de accidentes, lo que a Manuel de la Peña, le pareció absurda, pues eso es algo que ya se está haciendo y se lo hizo saber a su homólogo, el cual encolerizado al hacer uso del micrófono, le recordó a su progenitora al panista, lo que dejó boquiabiertos a los presentes, tanto al cuerpo edilicio como a los ciudadanos de Santiago Bayacora que no daban crédito a lo que estaba pasando, pues seguramente acudieron para ver de que manera la autoridad municipal podía solucionar algunas de las principales necesidades que tiene esa comunidad y que a final de cuentas, es uno de los objetivos de sacar esas sesiones de cabildo a las comunidades del municipio, sin embargo, lo que pasó, dista mucho de esa encomienda.
No conforme con ese exabrupto que le valió a Jorge Silverio que le retiraran el uso de la palabra por indicaciones del Secretario del Ayuntamiento, Bonifacio Herrera Rivera, el morenista en cuanto terminó la sesión, abordó a Meño de la Peña buscando liarse a golpes con él, sin embargo, de manera coherente, varios regidores entre ellos, Toño Morales, se interpusieron en su camino y fue así como el tema no llegó a mayores, haciendo hincapié que el panista nunca se enganchó con el “tiro” que le cantó el morenista y que en definitiva, le traerá altos costos políticos y quizá hasta electorales, pues el hecho como tal, no pasó inadvertido y seguramente, las altas cúpulas de su partido tanto locales como nacionales, se enteraron de ese acto de bravuconería absolutamente reprobable por donde se le quiera ver.
Hoy más que nunca quienes ostentan cargos de elección popular, como es el caso, deben entender la enorme responsabilidad que tienen ante los ciudadanos, como para volver a pasar por ese tipo de exabruptos que en nada le abonan a la democracia, sino todo lo contrario, pues su principal función es atender las necesidades ciudadanas y buscar darles solución, ya que si algunos ediles no se llevan bien, para eso está el debate y los argumentos discursivos que pueden hacer ganar o perder a cualquiera de los involucrados, sin embargo, cuando alguien lleva el tema a lo físico o a las palabras altisonantes en una sociedad tan conservadora como Durango, definitivamente el que pierde es el que lo provoca, como sin duda es el caso.
Al tiempo…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí