Inicio Artículos de Opinión La contienda por el octavo distrito local

La contienda por el octavo distrito local

81
0

A partir de mañana entramos de lleno al proceso constitucional federal para la renovación de los poderes Ejecutivo y Legislativo, y desde luego comenzará también el movimiento territorial de quienes están “apuntalados” para llegar a un escaño en el Congreso del Estado, pues a pesar de que el registro para esta elección en la entidad cierra a finales de marzo, ya comienzan a circular los nombres de quiénes podrían enfrentarse en las urnas.

En el caso específico del distrito ocho, que abarca los municipios de Guadalupe Victoria, como cabecera, Canatlán, Nuevo Ideal, San Juan del Río, Coneto de Comonfort, Pánuco de Coronado y Peñón Blanco, los posibles aspirantes tanto de Morena y Partido Verde, como de “Fuerza y Corazón por Durango”, serían la actual presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso local, Sandra Amaya y el ex presidente canatleco, Manolo Ávila Galindo, respectivamente. Una contienda que, de concretarse, traería escenarios interesantes para analizar.

En el caso de la legisladora local, apostaría parte de su estrategia en el municipio de Canatlán por dos razones, la primera porque su posible contendiente fue presidente municipal, la segunda, por la buena relación que ha venido construyendo desde hace algunos años con la actual alcaldesa, Ángela Rojas, quien sería un factor clave, pues a pesar de que estaría de licencia en los próximos meses, dado que será suplente al Senado de la República, es evidente que aún mantiene el control político de estas tierras canatlecas, además de que se ha rodeado de un importante equipo político que también será factor.

De darse esta postulación, será interesante conocer qué decisión toma la presidenta de la Jugocopo del Congreso del Estado, pues la ley le permite mantenerse en el encargo y solo por las tardes tener una agenda de campaña. Ahí me parece que lo ideal es entrar de lleno a la campaña y no dejar espacios para crear sinergia con la sociedad, dado que como el partido al que representa en este momento no es gobierno en la entidad, creo que deberá doblegar esfuerzos. Sin duda Sandra en este momento es el activo más importante que tiene el morenismo local, dada su posición en el Legislativo, y creo que deberá diseñar una buena estrategia para abarcar todo el distrito, dando prioridad, claro, a donde exista mayor población electoral.

Por parte de la candidatura de “Fuerza y Corazón por Durango”, de concretarse lo que hasta hoy es una posibilidad, de que sea Manolo Ávila Galindo, me parece que tendría también dos fortalezas que deberá aprovechar, primero, la relación que construyó cuando fue alcalde de Canatlán; su trabajo como empresario de muchos años en este municipio, amén de que no son gobierno tiene altas posibilidades de generar un buen “arrastre” social; y la segunda, que el municipio de Guadalupe Victoria, que actualmente está encabezado por un aliado de esta alianza, David Ramos, del PRD, quien a pesar de que estaría disputando otro distrito, como se ha manejado, creo que su buen oficio podría ayudarle al abanderado emanado del PRI.

Ávila Galindo ha desempeñado un encargo dentro del Gobierno del Estado que le ha permitido movilidad en todos los municipios, de ahí que en este tiempo me parece que ha ido construyendo relación con actores decisivos dentro de estos siete municipios. Manolo deberá también hacer un despliegue importante de campaña sin candidato, ya que los 50 días de campaña resultarán insuficientes para recorrer todo el territorio, pues la característica principal de hacer proselitismo en este tipo de regiones, es que en muchos de ellos no se cuenta con medios de información a los que se pueda tener acceso fácilmente, por lo que los recorridos deberán ser el “fuerte” en la estrategia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí