Inicio Artículos de Opinión Contradicciones entre AMLO y Claudia.

Contradicciones entre AMLO y Claudia.

72
0

Quizá una de las propuestas que más ha llamado la atención por parte de Claudia Sheinbaum, en estos primeros 10 días de campaña, es en relación a su compromiso de seguir trabajando para que en la próxima administración sea colocado un satélite mexicano en órbita, esto para que todos los mexicanos tengamos internet de forma gratuita. Algo que sin duda ha generado buena aceptación social.

El asunto es que para lograr lo anterior es necesario que organismos como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), pueda desarrollar un plan estratégico que tenga por objetivo colocar un satélite en órbita, pues es dicho instituto el encargado de licitar las concesiones para otorgar las posiciones orbitales geoestacionarias que le corresponden a México en el espacio, otorgadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), y si recordamos la propuesta hecha por el Presidente López Obrador el pasado 5 de febrero, cuando envió al Congreso un paquete de reformas donde incluye la desaparición de varios organismos, pues resulta que el IFT es uno de ellos. Entonces ¿cómo hará Claudia para cumplir esa promesa de campaña?

Si bien el inquilino de Palacio Nacional aseguró que diversas dependencias del Gobierno Federal habrán de absorber dichos institutos, en el caso del IFT sería asignado a la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), el asunto es que para lograr el objetivo de colocar un satélite en órbita, los organismos públicos y privados que participan en el desarrollo de tecnologías satelitales deberán planear con el gobierno, y no a través de organismos autónomos que les brinden mayor certeza en la aprobación de sus proyectos; en pocas palabras se “burocratizará” la política espacial si la asume la administración.

Un ejemplo claro, el argumento central de López Obrador para eliminar los institutos como el Federal de Telecomunicaciones, es precisamente el monto elevado que se les asigna de presupuesto, pues en el caso que se menciona, el Ejecutivo afirma que su presupuesto ronda los 11 mil 400 millones de pesos entre el 2018 y el 2024, y que ese recurso es mejor que sea utilizado en su plan de jubilación, así como en los programas sociales que su gobierno ha implementado. Es decir, la idea es dejar sin fondos a estos organismos, incluso aunque la propuesta de su candidata no tenga sustento económico, pues para lograr lo que Claudia Sheinbaum quiere, se necesita lo que AMLO no quiere.

Desde luego esto va más allá de una simple propuesta de campaña, pues ejercer una política pública que no le apueste a la tecnología podría ser un error que podamos pagar en un futuro inmediato, ya que el programa espacial de nuestro país, que inició en 1985, nos obliga a mejorar cada día más, pues los satélites tienen cierta vigencia mientras están en órbita, y los últimos enviados fueron durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, y de no planificar y apoyar la sustitución de los mismos, quedaremos como país rezagado en relación a otras naciones de América.

Ahora bien, ha quedado claro que es una propuesta muy difícil de cumplir, pues esto que hoy hace Claudia Sheinbaum en campaña, ya lo había dicho López Obrador en el 2018, y durante su administración ha ido recorriendo la fecha en la que aseguraba habría internet gratuito para todos los mexicanos. Hoy su candidata hace exactamente lo mismo, pero creo que más allá de señalar qué es lo que buscan hacer, creo que lo principal es pensar en cómo lo harán.

Creo que si la ex jefa de gobierno de la Ciudad de México, realmente está dispuesta a cumplir con esta promesa de campaña, debe estar pensando en no desaparecer al IFT y mejor fortalecerlo, y que sea con su experiencia, así como de todos los organismos e instituciones educativas involucradas, quienes generen las condiciones para llevarlo a cabo, de lo contrario, “las palabras se las llevará el viento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí