Inicio Artículos de Opinión Inseguridad, una triste realidad

Inseguridad, una triste realidad

142
0

Desde que iniciaron las campañas, incluso desde antes, Xóchitl Gálvez, Claudia Sheinbaum y Jorge Álvarez Máynez han debatido en el Ambiente Político por el tema de seguridad. Tratar de ocultar, o pretender maquillar la triste realidad en nuestro país, es absurdo, pero seguir echándole la culpa al pasado, es una muestra de incapacidad. La contratación de Andrés Manuel “Tabasqueño” López en 2018 para dirigir al selectivo nacional, fue con el objetivo de integrar un cuadro Federal con los mejores hombres y mujeres en la alineación, para enfrentar la terrible crisis de inseguridad que sigue azotando a la nación, agudizada en una buena parte del campo mexicano. Sin embargo, las cosas no han cambiado mucho. Según la más reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), la afición se siente sumamente insegura en ciudades como: Fresnillo, Naucalpan, Uruapan, Ecatepec, Zacatecas y Cuernavaca, donde se dan los pases filtrados que han goleado al gobierno cuatroteísta en esta materia.

La Conferencia del Episcopado Mexicano preocupada por la tremenda goliza, convocó a los candidatos a dirigir la Selección del Gobierno Federal, a firmar un Compromiso Nacional por la Paz, el cual contiene 117 propuestas en materia de seguridad, justicia, desarrollo humano y derechos humanos. En esencia, dicho documento busca que aquella o aquel que sea nuestro nuevo Director Técnico, realice acciones concretas para la “desmilitarización” paulatina del país, definiendo el rol de las Fuerzas Armadas en tareas de Seguridad Pública; que reduzca la “polarización política y social”, y por supuesto, que le dé vuelta al marcador que favorece a los grupos delictivos. El primero en acudir al llamado fue Jorge “Fosfo” Álvarez Máynez, quien dibujó en la pizarra su “Plan Nacional de Pacificación”, reforzando el área de contención con un cambio radical en la estrategia que ha llevado a la impunidad en los gobiernos del PAN, PRI y Morena.

Xóchitl “Ingeniera” Gálvez, estuvo de acuerdo en el llamado de la Iglesia Católica. Su arranque de campaña en Fresnillo, Zacatecas, por lo que este municipio representa, fue un zambombazo al arco, muy bien capitalizado. Su slogan de campaña: “México sin miedo”, dibuja a plenitud la estrategia de seguridad en la cancha, ubicando a las Fuerzas Armadas en la defensiva, y no en la delantera, donde regularmente los agarran en fuera de lugar. La candidata a Directora Técnica de la Presidencia de la República, afirmó que los valores de su campaña son la vida, la verdad, la libertad y la prosperidad, cuyo propósito es “unir para ganar”, pero sobretodo, “ganar para unir a México” a partir de la dignidad humana. La Ingeniera supo conectar bien la necesidad de pacificar el país, cambiando totalmente el sentido del juego.

La última convocada fue Claudia “Científica” Sheinbaum. Firmó los compromisos, pero solicitó ver el “VAR” para analizar las jugadas de ese sexenio, puesto que no coincidió con la “visión pesimista”, que indica que la cancha del tejido social está en un proceso de degradación acelerada y que prevalece el miedo, la impotencia, la desconfianza y la incertidumbre. Tampoco estuvo de acuerdo con la supuesta “militarización” del país y con la visión entorno a la Guardia Nacional. Para la Ingeniera Gálvez, la candidata a DT Claudia, cometió un acto de soberbia al no reconocer la inseguridad en el campo; le recriminó el maquillaje de cifras de violencia y para acabar pronto, la llamó mentirosa, enfrentándose de nuevo en este debate interminable, que para la afición y para los que ven a diario gente tirada en la cancha, es una triste realidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí