Inicio Artículos de Opinión Lo de Sheinbaum en Chiapas no es cosa menor.

Lo de Sheinbaum en Chiapas no es cosa menor.

61
0

Este fin de semana fuimos testigos de lo ocurrido en Chiapas a la candidata de Morena, PT y Partido Verde a la Presidencia de la República, Claudia Sheinbaum, cuando en una de las carreteras de esa entidad fue abordada por un grupo de encapuchados armados, quienes le pidieron que al llegar al poder limpie toda esa zona y le brinde seguridad a las familias. A pesar de que desde Palacio Nacional se asegura que fue un montaje, creo que no es cosa menor la acción y el mensaje.

Incluso en una de las imágenes aparece el micrófono perteneciente al medio de comunicación Latinus, lo que podría evidenciar que esto tiene trasfondo, o que todo pudo haber sido producto de un plan armado para buscar evidenciar la inseguridad que prevalece no solo en esta zona, sino a lo largo del territorio nacional. Pero sí debe prender las “alarmas” en cuanto a la seguridad, pues la propia candidatura necesita de recorrer todos los estados, incluidos los que atraviesan por un momento de inseguridad, de tal forma que si fue o no un montaje, los candidatos a la Presidencia deben contar con un muy estricto círculo de protección.

Candidatos asesinados.
No está de más recordar que en este proceso electoral son más de 20 candidatos a diferentes cargos de elección popular que han perdido la vida, y que en mucho de los casos fueron amenazados sin que ninguna autoridad hiciera alfo al respecto. De ahí que lo ocurrido a la doctora Sheinbaum en Chiapas sea, por convicción u obligación del Gobierno Federal, una necesidad primordial, incluso también para brindarle protección a Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez.

Por eso me parece importante que ni el equipo de Claudia Sheinbaum, ni el propio gobierno, hagan caso omiso de este tipo de amenazas, o minimizar el asunto de que sin ningún problema un grupo de “encapuchados” pueda abordar así a una candidata presidencial, ello muestra lo vulnerable que somos todos los ciudadanos, pues si ella que ya tiene algo de seguridad estuvo expuesta, con mayor razón quienes no gozamos de esos beneficios.

Los “otros datos” que no conocían.
En el tema de la seguridad la narrativa oficial siempre es “tener otros datos”, donde se asegura que la tendencia de los índices de criminalidad han bajado, pero ya en el territorio, cuando los transportistas o productores de aguacate, por mencionar un ejemplo, se topan con este tipo de grupos que los obliga a pagar, o que la propia candidata se da cuenta de que hay datos que no conocen o que no quieren ver, es una importante señal de que las cosas que se han hecho no son suficientes.

Quizá esto sirva para que la ex Jefa de Gobierno de la CDMX reconozca, en caso de llegar a Palacio Nacional, que la estrategia de “abrazos y no balazos” debe modificarse circunstancialmente, que es bueno que se ataquen las causas, como ha sido la bandera morenista, pero que en la realidad de las carreteras eso que vivió es el “pan de cada día”. Ella podría hacer que las cosas cambien, a pesar de denostar este supuesto encuentro, al hacerlo menos.

Unidad.
Creo que más allá de colores partidistas o ideologías, como mexicanos, incluidos los candidatos de todas las fuerzas políticas, debemos solidarizarnos con Sheinbaum Pardo, exigiendo que nada de esto vuelva a ocurrir en nuestro país, pues de por sí somos una nación que está catalogada como violenta, de presentarse una situación lamentable sin duda generaría una inestabilidad política, social y económica.

Evidentemente López Obrador sí ha minimizado el hecho porque busca que este tipo de asuntos no perjudiquen su imagen ni su gobierno, pero considero que esto va más allá de la postura oficial desde la tribuna de Palacio Nacional. Por lo que deben estar atentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí