Inicio Artículos de Opinión ¿Otra vez Alito?
De cal y de arena
Avatar photo

¿Otra vez Alito?

Publicado en El Sol de Durango el 30/09/2022
103
0

Parafraseando al clásico de la mañanera: una cosa es la ley y otra la política. No cabe duda que para Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del PRI nacional, Durango bien vale una misa. El campechano tiene muchas razones para estar agradecido con la clase política local. Primero, a través de Arturo Yáñez, operó para que el actual gobernador fuera en su momento el candidato de la alianza Va Por Durango. Eso fue la crónica de una candidatura anunciada, y los panistas se quedaron colgados de la brocha. Ahora, tendrán que seguir esperando para que alguien del PAN algún día sea gobernador, y no le sigan pidiendo prestados candidatos al PRI.

Y si alguien dudaba que Alito tiene un bunker aquí en Durango, pregúntele a Yolanda de la Torre. Ella era magistrada con licencia hasta hace unos días, lo mismo que diputada federal con licencia, y ya desde el miércoles magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Durango. Política sin suerte es una pobre política, y a Yolanda de la Torre lo que le sobra es suerte. Nadie puede tapar el sol con un dedo, ni Alito con una mano tapar el acuerdo que hizo con AMLO en Palacio Nacional. Ya lo dijo Juan Gabriel: lo que se ve no se pregunta. Como usted sabe, en política no hay casualidades, y menos en los acuerdos que se dan en las altas esferas del poder.

En el tema de la Guardia Nacional, el presidente López Obrador necesitaba sacar adelante su iniciativa con una mayoría calificada. A MORENA y sus aliados no les salían las cuentas y se les estaba haciendo bolas el engrudo. “¿Y ahora quién podrá defenderme?” Layda Sansores le hizo el trabajo al presidente y puso de “pechito” al ex gobernador de Campeche. En este acuerdo cupular, aquí en Durango ya saben quién puso su granito de arena, y Yolanda de la Torre fue la operadora. Durante mucho tiempo, el PRI, PAN y lo que queda del PRD, gritaban de su ronco pecho: la iniciativa de la Guardia Nacional no pasará. Pero no contaban con la astucia del huésped de Palacio Nacional y de Alito Moreno. De pronto aparece Yolanda de la Torre con una iniciativa para apoyar la de AMLO.

Marko Cortés y Jesús Zambrano, en una mesa del rincón pidió la canción que dice: él me mintió, él me mintió. Acusaron al presidente nacional del PRI, de traición a la patria, de poner en peligro el futuro de México y el regreso de los mismos de siempre a la presidencia de la República. Marko y Jesús saben que sin el PRI no ganarían ni en la casilla en la que voten. En esa jugada de tres bandas tuvo mucho que ver el jefe político de los priistas en el Estado. Durante su campaña política, Yolanda de la Torre lo acompañó, y como usted sabe, ya lo dijo el compositor Manuel Esperón y Cortázar: amor con amor se paga. Si el nuevo gobernador entiende las reglas no escritas de la política mexicana, ahora sí por fin le podría ir bien a Durango. No puede cometer los errores del gobierno de la alternancia, porque todo tiene un límite: hasta la sociedad.

En política no hay sorpresas, solo sorprendidos. En este país, y no sabemos hasta cuando, todo se resuelve con acuerdos políticos. Un día comentó un ministro de la Suprema Corte: la Constitución es muy buena, pero nadie la cumple, para eso está la política y pequeños detalles se pueden pasar por alto, lo demás es lo de menos. Los medios no importan, lo que importa son los objetivos.

Artículo anteriorCoordinadores no se andan con mama…
Artículo siguiente¿Y la Revolución Cultural? | Videocolumna De Cal y de Arena
Avatar photo
Analista Político, Abogado y Artista Musical

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí