Inicio Artículos de Opinión SOS “Salvemos a Grecia”

SOS “Salvemos a Grecia”

837
0

El poema “en paz”, de Amado Nervo, dice en una de sus líneas; porque yo fui el arquitecto de mi propio destino, eso sería lo lógico y lo justo, ¿pero quién ha dicho… que la vida es justa?… incluso, muchas veces es bastante injusta. El axioma que: “cada quien obtiene lo que merece” es frecuentemente un engaño, tan solo un deseo, el cual se encuentra muy alejado de la realidad.

Les platicaré una historia; Grecia, es hoy una joven abogada de 32 años, durante mucho tiempo su núcleo familiar primario, estuvo compuesto por Olga su mamá, y su hermana Debaní, la cual es 14 años menor que ella. Hace 4 años sufrió una  tragedia en su vida, pues un accidente automovilístico, le arrebató de una forma cruel e inesperada a su mamá Olga, dejándola no solo en una terrible orfandad, sino también con la responsabilidad y cuidado de su hermana menor de edad, aunque también Debaní, se convirtió en su consuelo, es su sangre, alguien con quien podía compartir y llorar su enorme pérdida.

Pero para  Grecia, sirvió de consuelo y motivo de lucha, la llegada a su vida de su esposo Daniel, y de su hijo Lucas, quien contaba con apenas un año cuando su abuela Olga se fue al cielo. Tiempo después fue bendecida con el nacimiento de Olguita, la que hoy cuenta con dos años, la que convirtió a Lucas en el hermano mayor, el cual  asegura a sus cinco años que ya es un niño grande. Dos profesionistas con trabajos aceptables, dos niños traviesos y ocurrentes, una hermana / tía / cuñada y una perra criolla rescatada de nombre Bruna, todos integrantes de  una familia muégano y feliz, ¿que podía estar mal?

Sin embargo  a mediados del mes de abril, Grecia se empezó a sentir extraña, cansada, sentía que batallaba para respirar, en mayo tuvo un diagnóstico, la presencia de coágulos en la sangre le ocasionaron Hipertensión Pulmonar. El tratamiento parecía sencillo, este consistía en  disolver los coágulos por medio de anticoagulantes y de esta forma lograron eliminar la mayoría, sin embargo no todos. Algunos se solidificaron en las arterias, en las periferias de los pulmones y estos ya no se pudieron  disolver. El diagnóstico fue desalentador, la única opción era paliativa, un tratamiento muy costoso (que le da el IMSS) que tan solo ayuda a mejorar un poco su calidad de vida, pero que la mantiene, con el corazón crecido, atada a una silla de ruedas y a un aparato que le proporciona oxígeno, pero con expectativas de vida no superiores a cinco años.

En busca de opciones se confirmó el diagnóstico; en México una cirugía no era  viable, sin embargo en este andar, se encontró una esperanza. En el Hospital la “Jolla en San Diego”  California, es posible realizar una operación a corazón abierto, retirar los coágulos solidificados y regresarle a Grecia la salud y la vida. En este lugar  en el transcurso de 11 años, han existido miles de casos de éxito. Pero ahora se presenta el problema económico, esta cirugía tiene un costo superior a los tres millones de pesos. Y fue por este motivo por el que  la propia Grecia y su esposo Daniel, decidieron hacer público su caso, pidiendo  el apoyo de la ciudadanía, surgiendo así la campaña en las redes sociales #SalvemosAGrecia. La solidaridad de la gente fue sorprendente y conmovedora, de inmediato se reflejó en donaciones, colectas, rifas, tómbolas, boteos, y un sin fin de actividades en favor de Grecia. También encontraron un gran apoyo en los medios de comunicación, por lo que muy pronto se socializó su causa. Sin embargo, los que dicen que están para ayudar:  “La clase política”, ha brillado  por su ausencia, aunque confían que muy pronto, también se sumarán con generosidad, ya que la cantidad es grande.

Grecia, no teme a la muerte, pero le ocasiona un terror indescriptible, dejar solos, y en la orfandad, a sus hijos, al caballerito Lucas y a la pequeña Olga.

https://www.facebook.com/SalvemosAGrecia
https://gofund.me/f353af39
https://salvemosagrecia.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí