Inicio Artículos de Opinión Nueva era para el INAI en el relevo de la presidencia con...

Nueva era para el INAI en el relevo de la presidencia con Adrián Alcalá

187
0

“La crisis de las instituciones son siempre crisis de hombres localizados en sus esferas de dirección y diseminadas desde ellas a todos los ámbitos de actividad que se reducen en crisis normativas por la distorsión de sus fines”: Alejandro del Palacio Díaz.

 En los órganos constitucionales autónomos como lo es el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, INAI, hay relevos en la dirección, en este caso en la presidencia.

El domingo 10 de diciembre, culminó la presidencia del INAI a cargo de la comisionada Blanca Lilia Ibarra Cadena, por lo que los ojos de la comunidad de la transparencia estuvieron puestos en el proceso de renovación.

Sin embargo, es necesario hacer una reflexión sobre las semanas previas de la elección del nueva presidenta o presidente del INAI, que en este caso resultó ser presidente en la persona del comisionado Adrián Alcalá Méndez.

Lo sucedido en la víspera es lo que no debería pasar, cuando existe una embestida en contra del órgano nacional de la transparencia desde el poder ejecutivo.

En los más de 5 años de la actual administración federal, el ataque en contra de la institución garante de la transparencia y de la protección de los datos personales, ha sido sistemática e insistente.

Sin embargo, a principios del mes de octubre a través del periodista Salvador García Soto, se hizo pública una denuncia de acoso sexual de una empleada del INAI en conta del entonces director general de Comunicación Social y Difusión del INAI.

A partir de ese señalamiento, le siguieron en cascada otras denuncias de irregularidades internas en el INAI, que desgraciadamente les “salpicó” a los cuatro comisionados en funciones y a ex comisionados.

 Lo sucedido ayer en la elección para la presidencia del INAI, debe llevarnos a la reflexión, ya que las palabras pronunciadas por la comisionada Julieta del Río Venegas, al inicio de la sesión donde anuncia que declina su aspiración para ser comisionada, deben analizarse a profundidad: “… he decidido bajar mi candidatura a presidir este instituto, lamentablemente no se alcanzó el consenso necesario para lograr un acuerdo de unanimidad, debemos de ver más allá de los intereses personales, porque no avalaré a quien no tiene solvencia ética y moral suficiente …”

 Esa postura de la comisionada Del Río, donde además incluyó señalamientos de falta de atención de denuncias internas, debe ser tomada en serio, sobre todo porque la presidencia quedó en manos de Adrián Alcalá Méndez, quien tiene frente a sí un gran desafío y un mayor reto de encabezar al órgano garante de la transparencia.

Igualmente, la comisionada presidenta saliente Blanca Lilia Ibarra Cadena, recibió el reconocimiento de sus compañeros comisionados Adrián Alcalá y Josefina Román, otra de las aspirantes a la presidencia, por el trabajo desempeñado al frente del órgano nacional, hoy más que nunca atacado,

Éxito en la encomienda para Adrián Alcalá Méndez, ya que hay mucho que hacer para fortalecer y cambiar la imagen que actualmente tiene el INAI, y sobre todo hacer una reestructuración en el funcionamiento y en los gastos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí