Inicio Artículos de Opinión Palabras mágicas en la política… ¿realidad, deseo o quimera?

Palabras mágicas en la política… ¿realidad, deseo o quimera?

192
0

El vocablo fascinado, proviene del latín fascinare, que significa hechizar, cautivar, maravillar, deslumbrar, entre otras palabras mas, que pueden ser utilizadas como sinónimos. Algunas  de las palabras que pueden ocasionar fascinación son; cambio, diferente, nuevo, fresco, joven, mejor, verdadero, transformación, y otras expresiones mas, que son utilizadas como símil, y  es que al final de cuentas todas estas palabras parecen mágicas, provocan esperanza, logran pintar en las personas, “imágenes mentales” donde se pueden ver junto con su familia disfrutando de una vida mejor.

Hace 23 años, Vicente Fox en su campaña rumbo a la presidencia de la república, se vendió como “el candidato del cambio” convirtiéndose en el abanderado de Acción Nacional y el Partido Verde, institutos que juntos formaron la  “Alianza por el Cambio”. Habría que recordar que utilizó como uno de sus eslogan, “El cambio que a ti te conviene”, también recurrió a insignias atractivas, como la mano en forma de tijera con el saludo de “amor y paz” o la V de victoria, además de la incesante mención de la palabra “cambio”. Por supuesto que en el triunfo de Fox, fue definitorio el hartazgo que ocasionó los 70 años de gobierno del PRI, pero no se puede minimizar la esperanza que construyó Fox. Aunque ya a mediados de su sexenio, se acuñó la frase; “estábamos mejor cuando estábamos peor” la que la vox populi sigue usando cada seis años.

En el 2006 el eslogan de campaña de Felipe Calderón, “Yo tengo las manos limpias” no tuvo éxito, por lo que se sustituyó por otro, mucho más esperanzador y mágico; “Para que vivamos mejor”. En el 2012 el solo nombre de la alianza del PRI y el Partido Verde que llevó de candidato a Peña Nieto, ya era prometedor:  “Compromiso por Mexico”, el cual fue aderezado en el transcurso de la campaña con palabras y frases como: Mexico exitoso, si cumple, se compromete, si sabe, etc.

El trabajo y  campañas de Lopez Obrador, siempre han tenido palabras atractivas, en el 2000 rumbo a la Jefatura de Gobierno, su eslogan era “Honestidad Valiente”  además que bautizó al otrora Distrito Federal como “La Ciudad de la Esperanza”. Desde el 2006 AMLO candidato del PRD, PT, Convergencia (ahora MC)  acuñó la frase “Por el bien de todos… primero los pobres. En la campaña del 2012  López Obrador utilizó la palabra “cambio” pero marcó una diferencia con los que la utilizaron con anterioridad  al hablar de “cambio verdadero”. En la campaña del 2018, como en su actual gobierno, utiliza de forma constante las palabras; cambio, transformación, diferente.

La fortaleza de Movimiento Ciudadano es su buen manejo del Marketing Político, el efímero precandidato a la presidencia de la república Samuel Garcia, se hacía llamar “el nuevo” y la entidad que gobierna la llama “el nuevo Nuevo León”. Las huestes de MC se asumen como los únicos custodios de la “nueva política” descalificando a todos los demás al ubicarlos como hacedores de la “vieja política”. El marketing político, convierte a los candidatos en un producto y “nadie vende pan frío”.

Queda a la madurez de los electores saber diferenciar entre una realidad y una quimera, la mercadotecnia vende bolsas de papas llenas de aire, están en el mercado, para el que las quiera comprar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí