Inicio Artículos de Opinión Los desafíos del 2024 para los organismos de transparencia

Los desafíos del 2024 para los organismos de transparencia

56
0

“En el INAI se enfrentará un gran desafío para fortalecer el marco de garantía de los derechos humanos de acceso a la información y de protección de datos personales desde un organismo autónomo con capacidades técnicas, ajenas a cualquier interés político-partidista”: Blanca Lilia Ibarra: comisionada y expresidenta

 En este año 2024 que recién está comenzando, siempre hay retos y desafíos que las instituciones y organismos deberán enfrentar, por lo que es necesario hacer una reflexión en la materia de la garantía de los derechos de acceso a la información y de protección de datos personales en México y a nivel local.

El año estará marcado por un proceso electoral que de acuerdo con las autoridades del ramo es el más grande en la historia del país, no solo porque se pone nuevamente a prueba el funcionamiento de las autoridades que velarán porque todo marche correctamente, sino porque hay señalamientos sobre la intervención del Estado a través del partido gobernante para presionar para obtener nuevamente el triunfo en las urnas.

Tomando en consideración que estamos en un proceso que supondría el fortalecimiento de la democracia y uno de los factores para ello son el ejercicio de otros derechos como el de la liberad de expresión y el derecho a la información, es indispensable abordar este último punto.

El rechazo a los órganos constitucionales autónomos, de manera sistemática por parte del presidente de la República, es una realidad que ha prevalecido en estos más de 5 años de la actual administración federal, lo que ha generado ataques directos al INE, al INAI, a la Cofetel, incluso hasta a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Durante el 2023, el INAI como órgano garante de la transparencia aún cuando funcionó porque así lo determinó la Corte, sigue estando incompleto ya que el Senado de la República, sigue sin nombrar a 3 comisionados.

 Lo que representa un gran desafío, como lo han reconocido los 4 comisionados que integran al INAI, es que debe hacerse un análisis profundo y serio del funcionamiento de este organismo, luego de los señalamientos y denuncias que se revelaron en los últimos 4 meses del año pasado reflejando una serie de presuntas irregularidades en el manejo interno.

La característica de los órganos constitucionales autónomos, de ninguna manera implica que pueden utilizar incorrectamente los recursos públicos y aún cuando hay una revisión de parte de la autoridad fiscalizadora que analizar el actuar financiero a nivel local y nacional estos organismos, el problema radica en otros aspectos.

Los órganos garantes de la transparencia deben actuar bajo los estrictos principios constitucionales, pero sobre todo con ética y honestidad, es necesario que dejen de ser “agencias de colocaciones” de amigos, parientes, recomendados, poniendo en entredicho el verdadero servicio civil de carrera o lograr ascenso por méritos y nos amiguismos o compadrazgos.

Es un buen momento para hacer un análisis de ello no solo a nivel nacional, sino en los niveles locales, puesto que el ejercicio del derecho a la información, la transparencia y la protección de datos, no podrán ser garantizados, ante la amenaza reiterada de que esos organismos no funcionan y deben desaparecer, ante los señalamientos de que los dineros del presupuesto se malgastan.

Esperemos que haya una reflexión profunda sobre estos hechos que son innegables, porque no se pueden permitir regresiones en el ejercicio de estos derechos que tanto nos han costado como sociedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí