Inicio Artículos de Opinión EN EL GOBIERNO DE TOÑO OCHOA ¡PALABRA EMPEÑADA, PALABRA QUE SE CUMPLE!...

EN EL GOBIERNO DE TOÑO OCHOA ¡PALABRA EMPEÑADA, PALABRA QUE SE CUMPLE! VIENE UN BUEN AÑO 2024 PARA DURANGO

122
0

La palabra Gobierno se escribe con mayúscula inicial cuando se refiere al conjunto
de personas o instituciones que gobiernan una división político-administrativa,
pero con minúscula si alude a la forma de gobernar o al tiempo que dura el
mandato de quien gobierna. Aunque en muchos casos la aplicación de uno u otro
sentido de la palabra es discutible y queda sujeta a interpretación, para los
ciudadanos de a pie, es decir los comunes y corrientes, esta interpretación está
relacionada con el gobierno que representa una autoridad y la forma en que esta
gobierna. Dicho de otra manera, los ciudadanos catalogan a su autoridad como un
buen o un mal gobierno según sea el caso. Parte de esos conceptos o
percepciones están relacionadas con la credibilidad de los que gobiernan, es decir
los que se comprometen y no cumplen, los que prometen y quedan mal, los que,
en pocas palabras, no tienen palabra. Antes los viejos decían: “palabra de
galleros”, como expresión de que no se requería de la firma de papeles para cerrar
un compromiso, pues la palabra bastaba. Fiel a su palabra empeñada como pilar
fundamental de los servicios a la ciudadanía, el alcalde de Durango, Licenciado
Antonio Ochoa Rodríguez, iniciará el 2024 con la entrega de importantes obras de
infraestructura pública y de movilidad en los diferentes sectores del municipio,
generando con ello infraestructura digna y un beneficio para miles de habitantes.
En el gobierno municipal de Toño Ochoa la palabra empeñada se cumple, prueba
de ello es que, a menos de un año y medio de administración, Durango avanza a
paso firme hacia el mejoramiento de la infraestructura pública. El presidente
municipal Toño Ochoa está cumpliendo, si bien inició con algunas dificultades por
los rezagos que dejaron la pandemia y administraciones pasadas, con
compromisos cumplidos y palabra empeñada se ha avanzado de manera muy
importante en obra pública. Los ciudadanos se dan cuenta que de la mano y
liderazgo de su alcalde no se ha dejado de trabajar, se han entregado obras
importantes y se han implementado proyectos y programas con trasparencia y
calidad. El respeto a la palabra empeñada se consideraba en la antigüedad como
una de las grandes virtudes que poseía una persona, pues bastaba con que de
“boca” se asumiera un compromiso para que fuese cumplido con la misma fuerza
como si fuese por escrito. Incluso en el ámbito del Derecho uno de los grandes
juristas en Francia, Antoine Loysel, dijo que a los bueyes se ataban por los
cuernos y a los hombres por las palabras. Mantener la palabra empeñada significa
que debemos dar cumplimiento a lo prometido. Es la concordancia entre lo dicho y
lo hecho. Significa que la palabra empeñada pasa a ser ley, por lo tanto, en el
caso de los políticos y los gobernantes, estos deben de responder a la expectativa
que ellos mismos crearon y mantener un protocolo de conducta que les permita
ser consideras personas creíbles. En este sentido, podemos tener la certeza de
que se viene un buen 2024 para los duranguenses, pues Toño Ochoa continuara
honrando la palabra y consolidando los compromisos buscando siempre el
beneficio de la ciudadanía. En Toño Ochoa, los duranguenses tenemos un
gobierno municipal que cumple, un gobierno de palabra y un gobierno de hechos.
Antes se consideraba que un hombre era serio en la medida en que respetaba la
palabra que había empeñado. Afortunadamente ese criterio no ha pasado de
moda y aunque a nivel de un gobierno es rarísimo que eso suceda, el mejor
ejemplo de que cumplir con la palabra puede ser posible, es el gobierno municipal
que encabeza Toño Ochoa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí