Inicio Artículos de Opinión MARKO CORTES DEBE IRSE DE INMEDIATO, SOLO QUE LOS PANISTAS SEAN MASOQUISTAS...

MARKO CORTES DEBE IRSE DE INMEDIATO, SOLO QUE LOS PANISTAS SEAN MASOQUISTAS Y ACEPTEN TENER DE DIRIGENTE A ALGUIEN QUE DICE SANDECES Y FRECUENTEMENTE METE LA PATA

98
0

Se equivoca el presidente López Obrador, no es un acuerdo mafioso el pacto del PAN con el PRI para apoyar la candidatura de gobernador de Manolo Jiménez en Coahuila el año pasado a cambio de puestos de elección popular, cargos gubernamentales y hasta notarías. Para nada. Los mafiosos no son tan tontos. Nunca ponen por escrito sus acuerdos. Saben que un documento puede inculparlos en un proceso jurídico. Por eso utilizan convenios verbales con testigos de otras familias mafiosas que se comprometen a velar por la aplicación de lo pactado. Bueno, pues cinco políticos que uno pensaría que tienen tantito cerebro firmaron lo que pactaron el PAN con el PRI para ir en alianza en la gubernatura de Coahuila: el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno; el del PAN, Marko Cortés, el diputado federal panista de Coahuila Armando Tejeda Cid; el priista Rubén Moreira y el precandidato a la gubernatura coahuilense, Manolo Jiménez. Increíble. El escrito denota el tamaño de la desconfianza de los panistas con los priistas. El típico “sí, pero me lo pones por escrito”. No puede creerse que políticos tan experimentados hayan aceptado poner en blanco y negro un documento de este tipo donde solo faltó que se repartieran las letrinas y los lavaderos públicos. ¡Qué estupidez! Pero este disparate queda completamente eclipsado con la imbecilidad del presidente del PAN de hacerlo público. ¿Cómo es posible que, en medio de la competencia electoral más grande de la historia, con muchísimo en juego, donde la coalición PAN-PRI juega un papel determinante para el futuro político del país, Marko Cortés salga con la sandez de publicar algo que ni siquiera tuvieron que haber firmado? ¿No se dio cuenta del regalo que le estaba dando al gobierno y su candidata en plena campaña electoral? ¿No hay algún contrapeso en el PAN que pueda detener la estupidez de su dirigente nacional? ¿No le advirtieron los priistas de las posibles consecuencias de publicar el documento con los acuerdos? ¡Qué barbaros! Es de no creerse que Cortés haya redactado, firmado y publicado un escrito que, efectivamente, lo incrimina, no por ser político, sino un politicastro en pañales que de ninguna manera merece dirigir al segundo partido más grande de México. Marko Cortés no puede quedarse al frente de Acción Nacional. Cometió un enorme error que debe tener consecuencias. Su credibilidad, que de por sí no era mucha, se ha ido a pique. Ha demostrado ser un pasivo en los momentos críticos de la campaña. Los panistas y sus socios priistas y perredistas deben estar temblando de lo que mañana pueda hacer Cortés si amanece enojado. Ni se diga la candidata presidencial de la alianza, Xóchitl Gálvez, quien sale perjudicada por las estupideces de los partidos que representa. Marko Cortés se ha convertido en una carga política grande para su partido y para la coalición encabezada por Xóchitl Gálvez. No puede continuar liderando al PAN después de exhibirse orgullosamente corrupto. La publicación en sus redes del acuerdo al que habría llegado con el actual gobernador de Coahuila, Manolo Jiménez, le mostró tal cual es: hampón y estúpido. En días pasados, el Consejo Estatal del PAN en Coahuila se encerró para hacer un balance de las consecuencias que ese partido ha debido enfrentar por la monumental tontería de su dirigente nacional. Después de más de diez horas concluyeron exigiendo que Cortés entregue su renuncia al CEN panista y también que no sea candidato a senador para las próximas elecciones. La estupidez de Cortés ha implicado un costo tan alto que no puede transitar sin pagar consecuencias. Falta poco para que la exigencia planteada desde Coahuila se extienda al resto del PAN y también entre los líderes y las candidaturas de la coalición opositora. Existen editorialistas que afirman que el gobierno de AMLO es chafa, y que la única manera de sacar del poder a los morenos es con una oposición de calidad que los desafíe y se convierta en una alternativa real. Pero, si a un gobierno chafa lo acompaña una oposición chafa, pues la consecuencia es que el país está condenado al chafismo como política imperante. ¿Quién quiere subirse a un carro cuyo conductor va ebrio como una cuba? Pues el carro es el PAN y el conductor se llama Marko Cortes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí