Inicio Artículos de Opinión AMLO sigue acumulando negativos, pero…

AMLO sigue acumulando negativos, pero…

76
0

Era de esperarse que los escenarios para el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, fueran sumando negativos derivado del proceso electoral, y es que ha sido quien ha marcado la agenda en su carácter del titular del Ejecutivo, pero a su vez como “portavoz” de la campaña de Claudia Sheinbaum. A pesar de ello, el tabasqueño mantiene una popularidad bastante aceptable, señal de que la oposición no ha podido desestabilizarlo a pocos meses del cierre de su administración.

Y esto desde luego llama la atención, porque ha sido una constante que los presidentes mexicanos terminan su mandato con muy poca aceptación social, y en cambio López Obrador mantiene ese respaldo de la gente que hoy tiene a su partido como la fuerza política que encabeza las encuestas para renovar la Presidencia de la República. Y la razón es muy sencilla, Andrés Manuel planeó su relevo basado en la política social, y ha socializado de buena manera el hecho de que si gana otro partido los apoyos económicos habrán de suspenderse, aunado a que existe un nivel de fanatismo hacia su persona de niveles por demás sorprendentes.

Estamos a prácticamente dos meses y medio de la elección, y López Obrador ha resistido temas que en verdad son negativos para su administración, como el caso de los audios filtrados por Latinus donde un primo de los hijos del mandatario se burlan de cómo ha sido la construcción del Tren Maya, dejando de manifiesto que sí ha existido intervención de los vástagos del tabasqueño para la asignación, construcción y operación de la obra. Aquí, a pesar de ser algo serio porque está de por medio la vida de las personas que usan ese transporte, el Presidente sigue negando este hecho. Podría repercutirle sin duda, pero veremos si el tiempo que resta alcanza para bajarle sus niveles de popularidad.

En materia de seguridad creo que es más que evidente que su planteamiento de “abrazos y no balazos” ha quedado rebasada por mucho, pues a pesar de que se han atendido las causas durante estos casi seis años de su gobierno, como él se comprometió desde campaña, hoy vemos escenas que realmente indignan a la sociedad, como lo ocurrido con transportistas en el estado de Guerrero, donde son golpeados; el asesinato de un estudiante de la Normal Rural de Ayotzinapa; o las disputas entre distintos grupos en entidades como Guanajuato, Zacatecas, Michoacán o Tamaulipas, por mencionar a algunos. Esto, aunque parece increíble, no ha mermado la popularidad del inquilino de Palacio Nacional.

Algo que creo sí pudiera jugar en contra de Morena, y no está dentro de las manos del Presidente, es el desempeño de su candidata presidencial, Claudia Sheinbaum, quien no ha terminado de hacer sinergia social, pues desde su arranque de campaña dejó en claro que su objetivo es superar los 30 millones de votos que sacó López Obrador en el 2018, ya que ella va por 36 millones, es decir, quiere superar al “maestro”. Me parece una cifra por demás alta, tomando en cuenta que de manera natural las preferencias para este partido han ido disminuyendo y un claro ejemplo es lo que ocurrió en el proceso del 2021, cuando la propia ex jefa de gobierno de la capital, perdió prácticamente la mitad del territorio.

Si Claudia y su equipo no logran generar esa motivación en el elector, difícilmente podré llegar a esa cifra, desde luego en este momento lleva la ventaja, según encuestas, pero falta dentro del proceso electoral ver su desempeño en los debates organizados por el INE, donde podrá reforzar esos números o de plano tener una caída. De ahí que se torna por demás importante que sí le dedique tiempo y preparación a su participación, porque frente a sus adversarios y a los miles de mexicanos que seguiremos la transmisión, no estará AMLO, será ella sola y sus palabras. Así de importante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí