Inicio Congreso del Estado A través de la donación de órganos se puede brindar un mejor...

A través de la donación de órganos se puede brindar un mejor futuro a nuestros Niños, Niñas y Adolescentes: Paty Jiménez

56
0
  • Busca la diputada, Paty Jiménez, la modificación a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Durango.

Esta iniciativa tiene como objetivo el fomentar, entre las instituciones públicas y la sociedad en general, el respeto a la dignidad y a los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en espera de órgano en donación.

A lo largo y ancho del país, diversas organizaciones y entidades de la administración pública, han hecho y siguen haciendo un llamado en favor de la cultura de la donación de órganos, lo que, si bien a resultado en provecho de dichas acciones, aún queda camino por recorrer, aún nos queda labor por realizar para concientizar a la sociedad de las bondades que para miles de personas y para la salud pública ello representa. 

En relación con lo mencionado, según la Ley General de Salud, el receptor de una donación es la persona que recibe para su uso terapéutico un órgano, tejido, células o productos, y al donador o disponente, lo describe como al que tácita o expresamente consiente la disposición en vida o para después de su muerte, de su cuerpo, o de sus órganos, tejidos y células, conforme a lo dispuesto por esa Ley y demás disposiciones jurídicas aplicables.

Derivado de ello, enuncia lo que se debe entender por consentimiento tácito de donación y donación expresa, para lo que señala que: 

Habrá consentimiento tácito del donante cuando no haya manifestado su negativa a que su cuerpo o componentes sean utilizados para trasplantes, siempre y cuando se obtenga también el consentimiento de cualquiera de las siguientes personas que se encuentren presentes: el o la cónyuge, el concubinario, la concubina, los descendientes, los ascendientes, los hermanos, el adoptado o el adoptante. (Artículo 324, Ley General de Salud).

En cuanto a la donación expresa podrá constar por escrito y ser amplia cuando se refiera a la disposición total del cuerpo o limitada cuando sólo se otorgue respecto de determinados componentes.

Precisa también, entre otras, que la donación expresa, cuando corresponda a mayores de edad con capacidad jurídica, no podrá ser revocada por terceros, pero el donante podrá revocar su consentimiento en cualquier momento, sin responsabilidad de su parte.

Toda entidad morfológica compuesta por la agrupación de tejidos diferentes, que mantiene de modo autónomo su estructura, vascularización y capacidad de desarrollar funciones fisiológicas, siendo esto último la definición que hace la ley de lo que se conoce como órgano, que pueda ser susceptible de beneficiar a otro ser humano en su vida y salud, debe ser aprovechado.

Por muy buenas intenciones que todos los integrantes de la sociedad tengamos en cuanto a la salud de nuestros semejantes, nadie se encuentra totalmente exento de requerir una intervención médica para reemplazar algún órgano de su cuerpo en algún momento de su vida, lo que nos convierte de manera natural e implícita en propulsores de la cultura de la donación.

Cada niña, cada niño y cada adolescente, tienen derecho a la mejor calidad de vida posible, lo que encuentra su causa en el bienestar físico, mental y emocional, rubros que en su conjunto comprenden lo que podemos denominar como una buena salud, por ello es que la salud es, sin duda, el rubro más importante a considerar para que un menor tenga una calidad de vida aceptable y la esperanza de un futuro que le permitirá reales oportunidades de desarrollo en todos los ámbitos.

A decir de un organismo internacional como le es la UNICEF, todos los niños tienen derecho a sobrevivir y desarrollarse. Sin embargo, los niños y los adolescentes siguen haciendo frente a importantes dificultades para sobrevivir durante su infancia y desarrollar todo su potencial. En 2019 murieron 6,1 millones de niños y jóvenes adolescentes, la mayoría por causas que se podían evitar. 

Ante la indolencia de un sistema que ha mantenido total indiferencia al cuidado de la salud de las niñas, niños y adolescentes mexicanos, porque cuando no los acusa de niños golpistas los ignora en su demanda de atención médica, no podemos más que impulsar políticas que coadyuven a la salud plena de nuestros menores de edad, como la que hoy presentamos.

Por otro lado, si bien resulta poco agradable el imaginar que un adolescente pudiera disponer de sus órganos para donación, lo que se pretende por la actual propuesta es que desde la adolescencia se conozca del tema para que, llegada la edad, se tomen decisiones y posturas al respecto y en favor de la cultura de la donación de órganos.

Por lo manifestado, el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, a través de la presente iniciativa, propone la modificación de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Durango, para indicar que las autoridades Estatales y Municipales, en el ámbito de sus respectivas competencias y en relación con el derecho de niñas, niños y adolescentes a disfrutar del más alto nivel posible de salud, buscarán fomentar, entre las instituciones públicas y la sociedad en general, el respeto a la dignidad y a los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en espera de órgano en donación.

Además, se propone que se difundan entre la población adolescente del Estado, la relevancia y beneficios de la cultura de la donación de órganos, así como de las consecuencias y alcances de los conceptos de lo que se conoce como donación expresa y donación tácita de órganos conforme a la normativa vigente.

Es por ello, que con la presente la presente iniciativa  buscaremos impulsar entre las instituciones públicas y la sociedad en general, el respeto a la dignidad y a los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en espera de órgano en donación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí