Inicio Artículos de Opinión 2 de 3 caídas…con límite de tiempo

2 de 3 caídas…con límite de tiempo

69
0

En el segundo debate entre las candidatas y el candidato presidencial, se sintió más la emoción de la lucha electoral. Después de la primera caída en el fatídico primer debate, se esperaba que el INE solventara sus faltas, y así ocurrió. El formato fue menos acartonado, no falló el reloj y los moderadores no robaron reflector. Eso permitió que la ruda Xóchitl “Huipil” Gálvez le aplicara una serie de hurracarranas a Claudia “Científica” Sheinbaum, restregándole en la máscara los señalamientos de corrupción que giran alrededor de ella y de la 4T. La “Huipil” Gálvez en esta segunda caída, fue muy distinta a la Xóchitl nerviosa y titubeante del primer debate. No hubo duda, en la primera caída la Científica había salido sin raspones del cuadrilátero, pero en Palacio Nacional, su promotor Don Ya Sabes King, estaba muy molesto porque la de la máscara guinda, no defendió los logros de su gobierno.

Jorge “Fosfo” Máynez se plantó mejor en la arena. Pudo conectar unas Wilson a sus adversarias, al tiempo que posicionaba sus propuestas. Sin embargo, al lanzarse de la tercera cuerda, cayó solo en la lona, las luchadoras “no lo pelaban”. A pesar de ello, el técnico “fosfo” Máynez pudo hacer un mejor papel, ya sin la sonrisa forzada. Mientras eso pasaba, la Científica y la Huipil agarraban vuelo recargándose en las cuerdas, con señalamientos mutuos. Eso sacó de balance a la Científica, que quizás esperaba una caída parecida a la del primer debate. Resistió varias “nelson”, pero la habilidad de la Huipil Gálvez provocó que se tambaleara, saliéndose de la estrategia que le había sido efectiva en la arena durante la primera caída. El escenario estaba cambiando favorablemente para la enmascarada rosa.

Al calor de la lucha, los motes empezaron a brotar. Xóchitl le llamó “candidata de las mentiras” a Sheinbaum, y ésta le respondió con una quebradora llamándola “corrupta”, lo que caló fuerte a la Huipil, que sin pensarlo le aventó un gelatinazo diciéndole “narcocandidata”. La Huipil Gálvez tenía contra las cuerdas a la Científica Sheinbaum, con la derecha le restregaba el Rébsamen y con la izquierda la línea 12 del metro, y de pronto le lanzó un tirabuzón con las tranzas de su ex esposo Carlos Ímaz. El tiempo transcurría, la Huipil Gálvez lo administraba con mayor destreza, mientras la Científica lo agotaba tratando de responder a la batería de trancazos que le acomodaba, atendiendo la estrategia marcada por Don Sabes King, quien seguramente desde Palacio Nacional, verificaba que dicha estrategia se aplicara al pie de la letra.

La Científica Sheinbaum estaba perdiendo la segunda caída, ya no tenía enfrente a una mujer timorata, incomoda hasta con su vestimenta, ahora se mostraba orgullosa de representar a priistas, panistas y perredistas, pero también a los ciudadanos y a los morenistas desencantados con el proyecto de la Cuarta Transformación. El poder del Huipil se imponía, esta vez, al bastón de mando de los “6 dedos” de la Científica. El Fosfo Máynez se concentró en sus propuestas, lo que en el post debate le ha traído buenos dividendos, quizás no para terciar la elección, pero sí para elevar las expectativas de Movimiento Ciudadano. La Científica perdió la caída, sin embargo, salió por su propio pie a los vestidores. Los embates de la Huipil Gálvez, no le hicieron mella. Esta fue la segunda caída, con límite de tiempo, falta esperar el tercer debate, y desde luego, la lucha estelar por el Cinturón Presidencial, el próximo 2 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí