Inicio Artículos de Opinión INE pobre, democracia cara
De cal y de arena
Avatar photo

INE pobre, democracia cara

Publicado en El Sol de Durango el 04/11/2022
52
0

Una vez más, un nuevo fantasma recorre el país: la iniciativa de reforma electoral. Esta reforma nos divide y polariza por el simple hecho de venir de ya sabes quién. La oposición, y adversarios políticos de López Obrador, están organizando marchas, plantones y un día para que nadie se presente a laborar y también, no comprar nada en todos los establecimientos comerciales de México. Bueno, hasta la iglesia se ha pronunciado en contra de la reforma electoral, pasándose por el arco del triunfo el artículo 130 de la constitución. Hace tiempo, López Obrador, había anunciado una nueva reforma electoral por considerar que, en el INE, hay excesos y privilegios.

Para variar, quienes se oponen a la reforma electoral son los mismos de siempre: aquellos que quieren cambiar este país, para que no cambie nada. Durante mucho tiempo, el gobierno a través de la secretaria de gobernación, era juez y parte. La cámara de diputados se convertía en colegio electoral y legalizaba todos los fraudes. Cómo no recordar en 1988, la caída del sistema siendo secretario de gobernación Manuel Bartlett. El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas fue víctima del fraude electoral más grande del que se tenga memoria. Esto dio como consecuencia, el origen del IFE. Un organismo autónomo que supuestamente sería representado por los ciudadanos. ¿Y en qué terminó? Todos lo sabemos: con el paso del tiempo se convierte en el hoy INE donde vemos todo menos a los ciudadanos.

 por un lado, y por el otro, el INE nos ha costado a los mexicanos, miles, miles y miles de millones de pesos. Por ejemplo, el presidente consejero del INE, Lorenzo Córdoba, pide de nuestros impuestos que este año se le dé a este organismo 14,000 millones de pesos. Su argumento, organiza las elecciones y tiene una gran cantidad de atribuciones. Por cierto, la iniciativa de reforma no dice que vaya a desaparecer el INE, lo que pretende es entre otras cosas, que no nos cueste a los ciudadanos 24,000 millones de pesos al año. De acuerdo a información que se ha dado a conocer, de 2018 a 2022, el INE recibió recursos públicos por más de 72,000 millones de pesos. También se sabe, que dicho instituto tiene un guardadito de más de 2,000 millones de pesos, para atender sus millonarias jubilaciones. Aquí en Durango, a nuestros maestros los pensionan con una miseria que en ocasiones ni les pagan. 

Lo que dicha reforma pretende, es que no tengamos la democracia más cara del mundo. Que los consejeros del INE sean verdaderos ciudadanos y no como ahora sucede, que representan a los partidos políticos, es decir, la partidocracia privilegiada no representa a nadie. Los partidos políticos reciben miles de millones cada mes, y en campaña el doble. Dicha reforma propone reducir el número de diputados y senadores de la República. Como sabemos la mayoría de senadores y diputados federales solo algunos justifican que se les pague. Y ya encarrerado el gato, la mayoría va de turista a la CDMX y cobran puntualmente sus quincenas.

No se trata de desaparecer al INE, eso por ningún motivo va a suceder. Pero si se requiere que nos cueste menos, no deseamos un instituto que resulte ser el más caro del mundo. Tampoco queremos que como resultado sigamos transitando a una pobre democracia. No es deseable como dice el dicho: Mucho ruido y pocas nueces. No podemos seguirnos gastando 150,000 millones de pesos cada sexenio en este instituto electoral. 

Artículo anteriorLa primera de nuestras causas es Durango: Ricardo Pacheco
Artículo siguienteCon presencia de Derechos Humanos, aseguran Fiscalía y Coprised Hospital del Parque por casos de meningitis aséptica
Avatar photo
Analista Político, Abogado y Artista Musical

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí