Inicio Artículos de Opinión En ocasiones no se puede

En ocasiones no se puede

285
0

Al parecer, la reforma electoral que anunció Alejandro Mojica, se ha calentado y politizado por parte de las diputadas y diputados de la actual legislatura, la razón o manzana de la discordia: elevar el número de diputados de 25 a 30. En los últimos días se han escuchado en el Congreso, voces a favor y voces en contra. Como el Chapulín Colorado, no contaban con la astucia de la sociedad civil duranguense, molesta y herida por los fracasos de sexenio tras sexenio y en especial, el de la alternancia.

Los tiempos de ejercer el poder y gobernar, cada vez se ven más lejanos y solamente en los tiempos del PRI, gobernar era “casi el paraíso” y todo color de rosa. Si bien, hoy en día, aún no tenemos una democracia participativa o estamos muy lejos de un régimen parlamentario, la sociedad va encontrando las formas de hacerse presente en la vida política. También, a la clase política se le acabó aquello que dijo el clásico: ni los veo ni los oigo. Eso está pasando a formar parte de la historia, como la canción, nada es eterno en el mundo.

Aquí en Durango podría escribirse una historia que tiene que ver, con la reforma electoral propuesta por el diputado panista Alejandro Mojica. ¿Por qué? En ocasiones se hacen las cosas correctas, pero no están bien o cosas buenas que parecen malas. Como ya dijimos, en ocasiones no se puede dar la espalda a los ciudadanos, mucho menos, dejar de escucharlos y lo que opinan. No dudamos que las intenciones de las diputadas y diputados, sean buenas, pero si se realizara un plebiscito saldrían perdiendo.

No conocemos en la sociedad duranguense, alguien que esté a favor de tener más diputados. Si bien es cierto que en el congreso se puede legislar y votar a favor, sin duda será legal pero no legítima. La reforma electoral que tarde o temprano se votará, como siempre ganará la mayoría léase, PRI, PAN y PRD. Nada más alejado de la utopía que el poder político, ni en sueños podríamos escuchar en la tribuna del congreso local, lo siguiente: votamos en contra porque la sociedad así no s lo pidió. Moraleja, escuchen y tomen en cuenta a los ciudadanos y se ganarán el cielo.

Si la reforma electoral propuesta, solo sirve para que todo cambie y todo siga igual, mejor que la dejen como está, no corran el riesgo que un día se les diga; estábamos mejor, cuando estábamos peor. Hay cosas más importantes que hacer en dicha reforma electoral, por ejemplo, que ya no tengamos elecciones caras, homologar la elección de gobernador con la del presidente de la República. Y entre otras cosas, la revocación de mandato y todo aquello que le hace daño a una verdadera democracia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí