Inicio Artículos de Opinión GÓMEZ PALACIO, UN MUNICIPIO SALUDABLE

GÓMEZ PALACIO, UN MUNICIPIO SALUDABLE

59
0

Las personas que contraen el virus de las hepatitis A y E casi siempre se recuperan y no necesitan tratamiento. En el caso de los virus, B, C y D, la infección se puede tornar crónica y algunos pacientes pueden morir de cáncer de hígado o cirrosis, pero si la infección se detecta a tiempo puede tratarse con medicamentos. Este dato parece no tener importancia, pero sirva este artículo, primero para saber en qué consiste la hepatitis A y además para conocer y reconocer el excelente trabajo que una vez más realiza la Dirección de Salud Municipal de Gómez Palacio, que recientemente ha comenzado con una campaña de conocimiento y prevención de esta enfermedad. La hepatitis A es una enfermedad infecciosa de distribución universal y endémica en países con déficit de higiene y salubridad; habitualmente tiene un curso benigno y, en España, las mejoras sanitarias registradas en las últimas décadas han modificado la incidencia y han hecho que actualmente se encuentre entre los países de baja prevalencia. Pese a esto se siguen produciendo brotes, sobre todo en barrios marginales. Los síntomas de las infecciones de hepatitis A, por lo general, aparecen de 2 a 6 semanas después de entrar en contacto con el virus y pueden incluir dolor abdominal, náusea, vómito, diarrea, cansancio, fiebre, pérdida de apetito, etc. Si bien, en La Laguna de Durango solo se han registrado cuatro casos aislados de hepatitis A, la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, hizo un llamado a la población a seguir las medidas mínimas de limpieza para evitar la propagación de esta enfermedad. La Hepatitis A no se produce únicamente por agua contaminada, sino también por falta de limpieza. Lo interesante de todos estos datos y que llaman poderosamente la atención, es por qué Leticia Herrera se preocupa por algo que pudiera parecer algo sin mayor importancia, como si existiera el temor de un brote del virus que ponga en peligro la salud de la población, o como si se tratara de una pandemia de funestas consecuencias. La explicación es muy sencilla, un buen estado de salud de la población, mejora el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía. Lo que quiere decir que en un entorno saludable existen menos riesgos de enfermedades, de contagios, de condiciones insalubres y en consecuencia el rendimiento de todos es mayor, ya sea en el trabajo, en la escuela, en los mismos hogares, pero este entorno se logra no solamente de palabra y con buenas intenciones, si no trabajando entre todos, autoridades, instituciones, organizaciones públicas y sociedad civil, así todos esfuerzan por mejorar las condiciones de vida, vivienda, educación, alimentación, trabajo y cultura de la población, en relación armoniosa con su entorno, fortaleciendo lazos de solidaridad y equidad. Agregado a las pláticas sobre la prevención de la hepatitis A, el municipio realiza labores de limpieza en plazas, colonias y ejidos de manera constante, lo que quiere decir que Leti Herrera se ocupa y se preocupa porque en la medida de lo posible, sus gobernados vivan libres de enfermedades. La salud es en gran medida el resultado de que todos los ciudadanos obtengan lo que necesitan no sólo para sobrevivir sino para florecer. Una visión global de la salud toma en cuenta todos los elementos de la vida comunitaria, ya que ésta afecta tanto la salud del individuo como la misma salud comunitaria. Algunos entornos favorables pueden ser creados por leyes o regulaciones, algunos por esfuerzos comunitarios y algunos solamente por cambios en la actitud. En Gómez Palacio el entorno favorable que prevalece y se respira en el municipio, indudablemente se debe a la buena gobernanza de Leticia Herrera, trabajadora dama que ha convertido a su tierra en un envidiable municipio saludable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí