Inicio Artículos de Opinión LA “ESTOCADA” A 500 TRABAJADORES DEL IMSS-BIENESTAR… PERO AHORA DE DURANGO.

LA “ESTOCADA” A 500 TRABAJADORES DEL IMSS-BIENESTAR… PERO AHORA DE DURANGO.

135
0

Este lunes trascendió la decisión que tomó el gobierno federal de despedir a por lo menos 500 trabajadores del IMSS-Bienestar entre médicos, enfermeras y hasta camilleros que laborarán en el Hospital General 450, el Hospital Psiquiátrico y hasta en el Materno Infantil, así como distintos centros de salud en Durango, a los cuales, no les dieron muchas explicaciones, sólo que ya no formaban parte de ese sistema, lo que no deja de ser una “estocada” para las familias que dependen de ese ingreso y que ahora de la noche a la mañana, se han quedado sin él, además sin recibir mayores explicaciones, cuando fue la Federación quien les exigió hace años jugársela con el IMSS-Bienestar, sin saber que estaban cavando su propia tumba laboral.
Se debe recordar que este personal médico en su momento, trabajaba para distintas instituciones de salud, tales como el ISSSTE y el
IMSS, por lo que les exigieron elegir una de ellas, bajo el argumento de no tener plazas duplicadas, prometiéndoles que el IMSS-Bienestar sería la mejor opción y que incluso, podrían basificarse a través de ese sistema, tanto hombres como mujeres les creyeron y hoy pagan las consecuencias de un gobierno federal que si algo ha demostrado, es una notoria inestabilidad en el manejo de estos temas, por lo que ahora, no se podrá decir desde el púlpito de la Mañanera que el despido masivo fue por actos de corrupción como se han justificado ante otros temas y tampoco se podrá responsabilizar a los gobiernos estatales por la medida, la cual es total y completamente de la Federación, eso ya quedó claro.
Fue justamente el flamante secretario de salud en Durango, Moisés Nájera Torres quien aseguró públicamente que la conclusión de los contratos de trabajo de 500 médicos, enfermeras y hasta camilleros, se dio por parte del gobierno federal a través del IMSS-Bienestar y que incluso, aún no se había extendido alguna notificación oficial al estado y por consiguiente, tampoco a la Secretaría de Salud, es decir, la Federación tomó la decisión y no tuvo la menor atención de notificar a las autoridades estatales de lo que se había hecho y los motivos, generando así una inestabilidad laboral en cientos de trabajadores de la salud que ahora han quedado a su suerte, tanto ellos y ellas, así como sus familias, lo que en definitiva no es un tema menor, pues genera enorme preocupación.
Es importante aclarar que el recorte masivo de trabajadores de este sistema es masivo y a nivel nacional y todas las entidades federativas lo están padeciendo, la justificación de Zoé Robledo, es que el IMSS-Bienestar no asumirá los saldos pendientes del extinto INSABI y que ronda los más de 15 mil 600 millones de pesos, lo que irremediablemente viola el artículo cuarto transitorio de la reforma que aprobaron tanto Morena como sus aliados de que los recursos presupuestarios, financieros y materiales, y de igual manera los derechos y obligaciones del INSABI, pasaban justamente al IMSS-Bienestar o incluso a la Secretaría de Salud, lo que no ha pasado y que irremediablemente colapsará ese sistema y se sabe que solo se basificará a médicos y enfermeras que accedan a firmar un contrato laboral sumamente desventajoso para ellos y ellas, algunos de los cuales seguramente aceptarán, hay a quienes no les quedará de otra.

Al tiempo…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí