Inicio Artículos de Opinión Toño, Noel y Zurita: una historia de lealtad

Toño, Noel y Zurita: una historia de lealtad

68
0

El Partido Revolucionario Institucional, continúa operando mediante una dinámica muy intensa, mientras transcurre el proceso electoral. No solo se trata de poner a competir, como usualmente se dice, “a sus mejores hombres y mujeres”, sino también, preparar la estructura interna, que le dé soporte al trabajo de aquellos que lleguen a ser favorecidos con el voto popular. En el Comité Directivo Municipal de Durango capital, se ha gestado un proceso de renovación en los últimos años, privilegiando particularmente la lealtad, elevando con ello, el nivel de competitividad priista, que ha dado paso a una nueva generación que conecta con la gran mayoría de los experimentados políticos, que han nacido y permanecido en sus filas. Es así como a la dirigencia municipal del PRI, llegó en su momento Toño Morales, luego Noel Fernández y ahora, Humberto Zurita.

Los tiempos vividos al frente del priismo capitalino, han sido diferentes, pero la lealtad a sus filas ha sido un factor común. Toño Morales fue el presidente y Yolanda Pacheco la secretaria General del Comité Municipal, cuando el tricolor era una minoría en el cabildo de Durango, con Daniela Soto y David Payán como regidores. La actitud combativa de la dupla de ediles y el acompañamiento de Morales Guzmán, fueron fundamentales para que su desempeño como fuerza opositora en ese entonces, se reconociera social y políticamente. Mientras se iba cristalizando el proyecto de Esteban Villegas rumbo al Gobierno del Estado, Toño Morales figuraba como uno de los perfiles, que habrían de continuar la tarea de consolidación del PRI desde el Cabildo de Durango, llegando a conformar la fracción priista junto a Pedro Silerio, Humberto Santana y Arlina Adame, bajo la coordinación de Fátima González Huizar.

Tras el rompimiento de Arlina quien se incorporó a las filas del PT, la fracción priista con Fátima, Toño, Pedro y Humberto, estrechó aún más sus lazos de lealtad unidos al tricolor. Toño Morales ya había dejado la dirigencia del Comité Municipal para enfocarse de lleno a sus tareas como regidor, cediendo la estafeta a Noel Fernández, el “Frijol”, como presidente y Lupita Lechuga como Secretaria General. Para esto, el “Frijol” dejó la dirigencia estatal del Movimiento Territorial, cargo que asumió Oscar Velázquez, y unas semanas después, le fue otorgada la responsabilidad del MT en Durango capital a Humberto Zurita. Los cambios en la estructura del PRI seguían con una dinámica intensa, llegando Ernesto Alanís a la presidencia del Comité Estatal, acompañado por Fátima González como secretaria General, cargos que dejaban Arturo Yáñez y Daniela Soto, respectivamente.

En congruencia, el “Frijol” renunció a la dirigencia Municipal del PRI, para meterse de lleno a la campaña, llegando al cargo Humberto Zurita y Lupita Lechuga a la secretaría General, con la misión de mantener a su partido cercano a la gente y a las líderes seccionales, tal y como se los ha indicado el Jefe Político. Hoy en día, Arturo es candidato a diputado federal plurinominal y Daniela Soto candidata a diputada local por el 4to distrito; Yolanda Pacheco, es diputada local; Toño Morales, es el coordinador de la Fracción de Regidores del PRI; Noel Fernández, candidato al 3er distrito local, con gran aceptación en las filas de los partidos aliados; y Humberto Zurita, el presidente del Comité Directivo Municipal del tricolor en Durango. No cabe duda, la lealtad es un valor que premian los partidos en el Ambiente Político, pero también, y con creces, un valor que premia la vida misma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí