Inicio Artículos de Opinión ROSARIO CASTRO Y VERONICA TERRONES ABUSARON DEL PRINCIPIO DE PETER DE AISPURO...
Avatar photo

ROSARIO CASTRO Y VERONICA TERRONES ABUSARON DEL PRINCIPIO DE PETER DE AISPURO Y DURANGO FUE EL PÁGANO

Publicado en Órale Qué Chiquito el 24/09/2022
273
0

Hasta el 15 de septiembre del 2016, la locutora y trasmisora de noticias Verónica Terrones, escribía notas en un periódico de circulación local que nadie por salud mental leía debido a lo hueco de sus análisis. Pero de la noche a la mañana, y como por arte de magia, a partir del 15 de septiembre del 2016, está limitada mujer se convirtió en la jefa de comunicación social del Doctor en Derecho José Rosas Aispuro Torres. Lo mismo sucedió con la Licenciada Rosario Castro Lozano, dos veces alcaldesa de Lerdo, excandidata a la gubernatura del estado de Durango, incondicional y admiradora de Felipe Calderón y discípula de su destacado hermano, el notorio parlamentario Juan de Dios Castro Lozano. En su poco intelecto y abusando de su cercanía con un individuo de muy poco intelecto acostumbrado a obedecer a mujeres, estas dos mujeres leyeron El Principio de Peter y se dieron cuenta que el hombrecillo era candidato a caldo de cultivo. De inmediato, las dos damas se dieron cuenta que quien se corrompe es un inmoral. Y no corromperse es sencillo, sólo tiene uno que plantarse y decir que no. Solo que este par de convencieras nunca dijeron que no, incluso fueron candidatas a diputadas, ambas perdieron y como si fuera una gracia, su dócil entenado las premió nombrando a una coordinadora de gabinete, y a la otra, la ratificó como coordinadora de comunicación social del gobierno del estado, que en los hechos y pensando en sus resultados, dio lo mismo que nada. Cuando hablamos del Principio de Peter nos estamos refiriendo a un modelo de organización y asignación de puestos dentro de una estructura laboral. Este principio, que recibe el nombre de quien lo propuso, Laurence J. Peter en los años 60, viene a afirmar que los empleados eficientes en el desempeño de sus labores ascienden dentro de la compañía hasta alcanzar su nivel de incompetencia. Rosario y Verónica se dieron cuenta que él que les pagaba tenía un principio de Peter, que tenía un evidente grado de incompetencia, que tartamudeaba, que se ponía nervioso, que era proclive a ser mandado, es decir que no daba para más. Cuando Rosario y Verónica se dieron cuenta que su jefe era mandable y blandengue, abusaron de su principio de Peter y lo utilizaron en beneficio propio, si no como explicar que el pusilánime tamazulenze aceptara que el boulevard José Santos Valdez cambiará su nombre por orden y propuesta de Rosario Castro, o como entender que Rosario Castro respaldará la continuidad de la incompetente y corrupta de Socorro Soto al frente del ICED y la regañara un día sí y el otro también por inepta. Para Verónica Terrones, haber recibido tan distinguido cargo fue como sacarse la lotería, pues el doctor en derecho, o el güerito, o el representante de Ali Babá en Durango, en sus constantes tartamudeos, depositó su confianza en dos mujeres que lejos de ayudarlo, lo perjudicaron. El cargo de coordinadora de gabinete únicamente sirvió para que Rosario Castro y Verónica Terrones abusaran de la podredumbre del gobernador que le quedó a deber a los duranguenses, que, a pesar de sus magros antecedentes, tenía un principio de Peter, que estas dos mujeres, aprovecharon para convertirse en regidora del ayuntamiento una y la otra, para escribir libros que, a cambio de un plato de lentejas, menguan la brillante  trayectoria del prestigioso parlamentario Juan de Dios Castro Lozano. Par de mujeres asesoras de un gobierno chafa.

Artículo anteriorFIGURAS – Entrevistas Políticas | Alejandro Mojica | 23/09/22
Artículo siguientePor nuestra casa, Durango, actuamos de inmediato: Toño Ochoa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí