Inicio Artículos de Opinión PODER JUDICIAL CON AROMA DE MUJER
Avatar photo

PODER JUDICIAL CON AROMA DE MUJER

Publicado en Órale Qué Chiquito el 29/09/2022
93
0

El Poder Judicial es uno de los tres poderes del estado, cuya misión es la de administrar justicia aplicando las leyes y reglamentos en vigor. Recién iniciado el gobierno del haitiano Enrique Dupré Ceniceros, se declararon electos Magistrados Propietarios del H. Supremo Tribunal de Justicia del Estado para el período Constitucional comprendido del 16 de septiembre de 1962 al 15 de septiembre de 1968, a los Licenciados Alejandro Ibarra Aragón quien fue electo presidente, Francisco Canales fungió como vicepresidente, siendo los otros cuatro Lilia Isáis Chávez, Ignacio Casas Quiroz, Salvador A. Pescador y Alfonso Peña Vicario. Para diciembre de 1962 la Ley de Egresos del Estado de Durango contemplaba en los gastos de la administración pública los siguientes sueldos mensuales: Diputado 1.320; Procurador de Justicia 2.400; Magistrados 1.815 y Agente del Ministerio Público 1.119 pesos. Con motivo del movimiento del Cerro de Mercado, durante el mes de agosto de 1966, desaparecieron los poderes en Durango, se nombraron nuevos magistrados para concluir los dos años restantes de gobierno y la Licenciada Lilia Isáis Chávez paso a ser Juez Segundo de lo Civil. Al inicio del periodo del Dr. Hector Mayagoitia en septiembre de 1974, la elección de los integrantes del Supremo Tribunal de Justicia se decidió en la legislatura por medio de ternas. La primera terna para la designación de Magistrado Numerario, estuvo integrada por los licenciados Lilia Isáis Chávez, Roberto Flores Lavín y Francisco Peyro. Se realizó la votación siendo el resultado ocho votos a favor de Lilia Isáis Chávez, dos votos a favor de Roberto Flores Lavín y un voto a favor de Francisco Peyro. En consecuencia, la Presidencia declaró electo Magistrado Numerario a la Licenciada Lilia Isáis Chávez. En aquel tiempo el Supremo Tribunal operaba con una muy peculiar forma de división de trabajo, en el cual todos los magistrados, incluyendo al presidente, se repartían equitativamente los expedientes que conocían en apelación por medio de un sorteo que se celebraba en plenos ordinarios. La licenciada Lilia Isáis Chávez tuvo el alto honor de ser la primera magistrada del Poder Judicial de Durango en su historia, agregado a ello, fue electa presidenta del tribunal del 01 de agosto de 1978 al 31 de julio de 1979, para sí convertirse en la primera mujer presidenta de dicho poder. Para el gobierno de Armando del Castillo Franco, la magistrada Isáis Chávez repite como Magistrada, formando parte del cuerpo de juristas que encabezaba el licenciado Rafael Hernández Piedra, fallecido en el terremoto de septiembre del 1985. Por segunda ocasión en la historia del Poder Judicial, la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia de Durango recaerá en una mujer, ya que la maestra Yolanda de la Torre ha sido designada por sus pares de manera unánime, como presidenta magistrada de tan alto cuerpo. La sociedad duranguense esta urgida de creer en sus jueces, por lo que la llegada de la maestra de la Torre Valdez garantiza entusiasmo, entrega y un ardiente fervor por aplicar la justicia de forma trasparente, pronta y expedita, agregado a ello, se respirará un placentero aroma de mujer en los tribunales. La conducta de todo juez debe reflejar que se puede tener confianza en sus palabras, ya que el carácter está formado de pequeñas cosas, y la reputación no es más que el reflejo del carácter, y si hay algo que le sobra a Yolanda de la Torre, es precisamente carácter.

Artículo anteriorRechazan diputados el aborto; aquí algunos puntos a analizar
Artículo siguiente3 Tips Para Hablar en Público | Videocolumna Reservado Para…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí