Inicio Artículos de Opinión ¿De qué más seremos testigos los duranguenses?

¿De qué más seremos testigos los duranguenses?

107
0

Ya lo dijo el maestro Daniel Cosío Villegas: el estilo personal de gobernar. Cuando algún integrante de la clase política local, se convierte en presidente municipal o gobernador, pasan a la historia por su estilo personal de gobernar. Y además, debemos reconocer que muchos son recordados hasta la fecha por el sello que le imprimieron a la hora de ejercer el poder. Por esa razón, son recordados aunque hayan pasado sin pena ni gloria.

Tenemos la plena seguridad que sin decir nombres, sabrá usted a quienes nos referimos. Tuvimos un gobernador, que consiguió un acta de nacimiento para acreditar que nació en Durango. A dicho personaje se le recuerda por su gusto por las mujeres y lo comparaban con el galán Mauricio Garcés. A otro que despachó en el palacio de Zambrano, por su sencillez, andar en camiones de ruta, y viajar en autobús a la CDMX, hubiera sido un buen presidente en Uruguay. No podía faltar, a quien llamaron “el filósofo de Yerbabuena” y conocido por su frase con la cual pasó a la historia: “hacía la grandeza”. En su tiempo tuvimos a un gobernador quién fue conocido como el sexenio de las cabalgatas.

En el caso de algunos presidente municipales, como olvidar a uno de los mejores oftalmólogos de México y su frase mediática: “Durango te quiero feliz”. Fuimos testigos de un presidente municipal que en junto con sus compañeros del CDP, solo les faltó invadir el estadio Francisco Zarco. De todo se da en la viña del señor. El actual presidente municipal, no canta mal las rancheras y sin duda a dicho frases con las que pasará a la historia. Y que decir de la política lagunera, a la que solo le falta ser gobernadora del Estado. Mención especial merece, el gobernador de la alternancia, por su frase inmortal: “no me he robado un solo peso de los durangueses y los puedo mirar a los ojos”.

Cuando la sociedad duranguense elige a sus gobernantes, hasta entonces conoce su estilo personal de gobernar, eso nos recuerda: ¿Quieres conocer a un amigo? ¡Hazlo policía de vialidad! En este contexto, no sabemos si los duranguenses hemos perdido la capacidad de asombro o nos gana el olvido. Al actual gobernador, en poco tiempo ya definió su estilo personal de gobernar. Tuvimos oportunidad de conocer su estilo en 2016 pero no fue posible debido a lo que él mismo afirmó; le gané la elección a José Rosas Aispuro Torres, pero Miguel Osorio Chong negoció mi triunfo.

Esteban Villegas Villareal está a punto de borrar todos los estilos de gobernar de sus antecesores. El gobernador acaba de sorprender a la sociedad duranguese, al presentarse como cantante en el programa del “gordo” y la “flaca”. La aparición junto a Lauro Arce, no fue cortesía de esa cadena de televisión o porque andaban de turistas en sus estudios. Los que saben de este negocio comentan que cada minuto cuesta miles de dólares. ¿Pondrían de su bolsa para pagar más de dos minutos, el “dueto de Esteban y Lauro”? ¿O fueron de nuestros recursos públicos? ¿Usted que piensa?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí