Inicio Artículos de Opinión Lo bueno, lo malo y lo regular del PRI… de Plutarco a...

Lo bueno, lo malo y lo regular del PRI… de Plutarco a Alito

168
0

En 1990 el premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa, se refirió a México como la dictadura perfecta, en relación  a que el Partido Revolucionario institucional (PRI) llevaba 60 años en el poder, replicando y validando un sistema de partido que era propio de una dictadura, pero que no lo parecía, es decir, una dictadura oculta, lo que la convertía en perfecta. En los sesentas se aseguraba qué lo que vivíamos en México era una semi democracia, un término tan ambiguoque  puede tener muchas interpretaciones. No se trataba de un gobierno militar, sin embargo la represión era brutal; cárceles clandestinas, torturas, desaparecidos, movimientos sociales y guerrillas no reconocidas, masacres estudiantiles, guardias blancas y todo lo que implicó la guerra sucia. Esto continuó hasta el sexenio de Salinas, donde los perredistas le atribuyen Más de 500 muertos y 1000 desaparecidos. Además el poder estaba en las manos de un solo hombre. Y lo más paradójico es que durante los 35 o 40 años que se suscitaron estos eventos pasaron desapercibidos para una gran parte de la población.

De las pocas cosas que coincido con Vargas Llosa, es en este concepto. Recuerdo que a finales de los setentas en mi paso por el CCH siendo un  adolescente, presenté un trabajo respecto al sistema político en México, lo definía como una dictadura con representación sexenal, además sostenía que las elecciones eran una farsacosa que hasta ese momento así era.

El PRI nació en 1929 como un partido de Estado, con el nombre de Partido Nacional Revolucionario (PNR) con la intención de terminar con los gobiernos de caudillose iniciar  con los gobiernos de instituciones. Fue fundado  por el entonces presidente de la República  Plutarco Elías Calles cuyo apelativo de “Jefe Máximo de la Revolucióndio nombre al maximato, periodo en el que Calles tuvo el control; o por lo menos una gran influencia con los tres mandatarios que le siguieron;  Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y  Abelardo L. Rodríguez. En 1938 Lázaro Cárdenas del Río, cambia el nombre y funda el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), pero además desmantela el aparato político de su antecesor basado en partidos regionales y estatales, y propone  un gran partido nacional basado en sectores. Hasta ese momento no existían visos de democracia, pues todo seguía basado en el partido hegemónico que fundó Calles. En 1946 siendo presidente Manuel Ávila Camacho, quién por cierto fue  el último mandatario de extracción militar, adoptan el nombre de Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El PRI no sólo ha tenido cambios de nombre, también de ideología. A transitado de la izquierda, a la derecha, y al centro. Actualmente se definen como centroizquierda, incluso se afiliaron a la internacional socialista. Sin embargo desde el gobierno de Miguel de la Madrid, hasta el de Enrique Peña Nieto sus acciones de gobierno son esencialmente de derecha. Hoy el PRI se encuentra en vías de extinción, porque perdió su vocación, su compromiso social, entre muchas cosas más. Sin embargo, no se pudiera entender al México actual, a las instituciones y hasta la democracia sin el PRI. Hoy por hoyes el único partido que forma cuadros hasta para su oposición, los miembros de la corriente democratizadora fueron actores fundamentales en la creación del PRD, y a la postre de MORENA.

Se prevé que el 7 de julio El PRI celebre su 24 Asamblea Nacional, dónde después de tener  asambleas municipales y estatales, llegarán militantes y dirigentes  de todo el país conpropuestas de cambio de rumbo, de estatutos, de plataforma política, de principios, hasta de colores y nombre de este Instituto político. ¿Será mero gatopardismo donde todo cambiará, menos el dirigente nacional? ¿O un ejercicio democrático, en busca de volver a ser una alternativa, redefiniendo el rumbo y volviendo a los orígenes? ¡ muy pronto, lo sabremos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí