Inicio Artículos de Opinión Zaldívar y su nefasta postura.

Zaldívar y su nefasta postura.

58
0

Comenzaron los “Diálogos Nacionales para la Reforma al Poder Judicial” convocados por el Cámara de Diputados, donde en el primer encuentro hubo posturas interesantes que sin duda deberán considerarse al momento de la elaboración de la iniciativa que se pretende presentar en el mes de septiembre ante el Congreso de la Unión. Y es que por más que los especialistas en el tema han levantado la voz, parece que quienes ostentan la mayoría en el país están “aferrados” a que se concrete, quizá más por revanchismo que buscando realmente mejorar el sistema de justicia en México.

Quien tuvo una actitud por demás nefasta fue el Ministro en retiro, y asesor de la virtual Presidenta Electa Claudia Sheinbaum Pardo, Arturo Zaldívar, quien seguramente no por casualidad fue quien cerró dicho encuentro en la sede de San Lázaro, sin darle oportunidad a nadie, ni a la Ministra Norma Piña, de responder sus dichos, a quien acusó que por su responsabilidad la Suprema Corte ha regresado a la época donde no se combatía la corrupción. Elementos que sin duda dejaron a la titular del Poder Judicial en nuestro país molesta, pues no pudo fijar su postura.

El antes.
Esta nefasta postura de Arturo Zaldívar tiene una fuerte contradicción, misma que parece que al Ministro en retiro ya se le olvidó, pues mientras estuvo en funciones dentro de la Corte aseguraba que no era conveniente que los jueces e integrantes del máximo órgano judicial del país fueran electos por el voto popular, y radicalmente, luego del encuentro que sostuvo con quien era en ese momento aspirante presidencial Claudia Sheinbaum, de pronto esto se vuelve necesario, claro cuando te sumas a un proyecto donde está de por medio tu futuro, claro que es de “sabios cambiar de opinión”. Esto sin duda le ha traído un fuerte desgaste social; aunque parece no importarle.

Politizado.
Otro de los elementos que me llama la atención, es que Arturo Zaldívar ha expresado que los votos que obtuvo Claudia Sheinbaum en las urnas el pasado 2 de junio, son una señal de que la gente está pidiendo la reforma al Poder Judicial. Algo que además de tener toda la intención de politizar aún más el proceso de análisis, el Ministro en retiro no toma en cuenta que quienes realmente pueden aportarle a esta reforma, si es que en verdad se quiere hacer bien, son los conocedores del derecho, abogados, jueces y trabajadores del Poder Judicial en todas sus áreas, los ciudadanos que no conocemos el funcionamiento de los procesos legales, no estamos legítimamente facultados a opinar.

Zaldívar se equivoca con ese argumento, pues como un erudito del derecho sabe que la carrera judicial es la mejor escuela para los cargos dentro de este Poder, no los improvisados o quienes tengan popularidad, ya que ello tiene sus riesgos para todos los mexicanos; pues guardando toda proporción, es como si se quisiera meter a jugar un partido profesional a alguien amateur que tiene dos minutos en la categoría de tercera división. Es decir, la preparación es la clave en la impartición de la justicia, por lo menos así debería ser.

Necesaria.
Claro que es necesaria una reforma al Poder Judicial, nadie está en contra de ello, hasta los propios Ministros de la SCJN lo han externado, y miles de mexicanos desafortunadamente han vivido la opacidad y burocracia que se vive en prácticamente todo el sistema de justicia en el país, pero deberá ser paulatino y buscando mejorar éstos, y no por “ocurrencias” bajo el argumento de que “el pueblo deberá decidir quién imparte la justicia”.

Se requieren más jueces, mejor preparados, que tengan la autonomía y la protección para sus decisiones, que normalmente no son nada fáciles; enriquecer la carrera judicial, acercarle más la justicia a los más desprotegidos o zonas más alejadas; esas deberían ser las prioridades. Ojalá Claudia Sheinbaum decida más serena y con una visión más incluyente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí