Inicio Artículos de Opinión El PRI, lejos de reinventarse, se está sepultando solo

El PRI, lejos de reinventarse, se está sepultando solo

32
0

En un hecho por demás escandaloso, los alrededor de 3 mil delegados nacionales aprobaron el mandato de Alejandro “Alito” Moreno para darle el tiro de gracia al Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya que reformaron sus estatutos para que pueda reelegirse hasta dos veces más el que ha sido tachado como el peor dirigente de su historia desde hace más de dos años.
Este nivel de “hambre vieja” sólo se le había visto a cierto exgobernador de lentes y bigote que ustedes ya sabrán, porque “Alito”, quien no sólo se ha vuelto inexplicablemente millonario en estos cuatro años, y se puso como el primer lugar en la lista plurinominal de Senadores para cobrar de ahí seis años, sino que busca seguir saqueando el CEN del PRI, y a los estatales que se dejen, por ocho años, es decir, hasta el 2032.
De verdad que, desde un punto de vista partidista, uno no se explica cómo el PRI se puede anotar este autogol justo cuando quedó demostrado en las urnas, no este año sino los últimos cinco, que lo que necesitan es un cambio de estrategia, un cambio de rumbo y hasta un cambio de quien será la cara del tricolor los próximos años, pero parece que lo quieren hacer al revés.
Lástima del tricolor, que en algunos lugares parecía salir del coma, como Durango, donde el gobernador Esteban Villegas, que llegó a su cargo sin ayuda de “Alito”, sino con una buena estrategia de acercamiento, de su parte y de su equipo, con sectores clave primero, y luego con la sociedad, para luego empezar a sacar al estado del lodo donde nos puso el bigotón antes aludido, pero que para la siguiente elección, por lo menos Ernesto Ala ya comenzó a errar con los nombres para la renovación de ayuntamientos el próximo año, y no lo digo por Gaby Hernández “La China”, que sería su mejor carta, sino por Ali Gamboa, quien no genera simpatía ni confianza en la sociedad, incluso entre muchos priístas, por haber secuestrado la estructura del ONMPRI para hacer su asociación y seguir regateando votos por candidaturas.
Y es que ella ya empezó a hacer campaña desde el Ayuntamiento, del que es síndica, con temas que de todos modos ya estaban por legislarse o tratarse en Cabildo, pero el chiste es salir a los medios y que la tengan presente, o mejor, que le agradezcan “sus gestiones por las mujeres”, como ha trata siempre, abusando de las cuotas de género.
Ojalá el PRI Durango reflexione y se eviten los nombres de los malvistos, tanto social como internamente, en las postulaciones tanto a alcaldesa como síndicos y regidores, porque Alicia Gamboa no tenía ni la experiencia ni el perfil para estar en este Cabildo, mucho menos para ser alcaldesa en la que sigue, así que, si no le quieren limpiar, emparejar y pavimentar el camino a Morena, elijan bien, porque los nombres importan, no sólo las siglas. Y mis condolencias por la metástasis que está haciendo “Alito” en el CEN.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí