Inicio Artículos de Opinión Y QUE TAL UN PLAN ESTATAL DE CULTURA EN VEZ DE UNA...
Avatar photo

Y QUE TAL UN PLAN ESTATAL DE CULTURA EN VEZ DE UNA SECRETARÍA

Publicado en Órale Qué Chiquito el 17/08/2022
180
0

El derecho a la cultura es uno de los derechos humanos y los gobiernos deben proveer para que su libre ejercicio esté asegurado para todos los habitantes. Después de la desastrosa actuación y desempeño de las actuales responsables del ICED, y ante el advenimiento de una nueva administración, irremediablemente surge la imperiosa necesidad de replantear todo el quehacer cultural, para evitar precisamente las ineptitudes, corruptelas, incompetencias y torpezas cometidas en los últimos seis años. Se debe lograr la participación efectiva y en libertad del pueblo en los planes y decisiones culturales que hacen su destino. Por otro lado, es necesario defender, mediante una legislación adecuada, el patrimonio cultural y natural. El arte y la cultura deben ser promovidos por el Instituto de Cultura del Estado, pero no determinados por la institución. La cultura es el fruto y semilla, producto de una sociedad y generadora de sus cambios. La pobreza, le desposesión y el abandono se deben considerar como enemigos del crecimiento cultural del pueblo. Pero también hay que decirlo, no debe esperarse todo de la gestión de las autoridades gubernamentales, sino del esfuerzo mancomunado de los hombres y mujeres de cultura duranguenses, de los diferentes grupos y tendencias. Sólo de esta manera, podrá salir adelante el proyecto. Un Plan Estatal de Cultura posibilitaría que la política cultural sea creada y dirigida por genuinos representantes de la cultura y no por improvisados, prueba de ello es como nos fue con la auto llamada poetisa guerrera de la cultura. Ya es tiempo que los programas artísticos alienten y activen la creatividad, que favorezcan el intercambio de saberes y experiencias culturales en los 39 municipios que conforman el estado, pues cada uno de ellos tiene sus rincones y sus secretos. Ya es tiempo de sumar esfuerzos y experiencias que incidan en la formación de individuos capaces de expresarse a través de las distintas disciplinas artísticas que ayuden a fomentar la recuperación del humanismo. El Plan Estatal de Cultura deberá incluir una nueva relación con la comunidad artística y cultural, donde se promoverá y aprovechará el talento local. El correcto y anticipado diseño integral de proyectos culturales es clave para que no suceda lo que, en la actualidad, donde las direcciones de Planeación y vinculación del ICED solo están de adorno y sus parasitas encargadas solo van a cobrar cada quince días. Por esa razón es necesario garantizar que las buenas ideas no se queden en eso y acaben concretándose en buenos proyectos. No es suficiente con la voluntad, las buenas intenciones y el ímpetu de proponer la creación de la Secretaría de Cultura para transformar la sociedad, para ello existen instrumentos de trabajo eficaces al servicio de la gestión cultural. La queja estéril y la crítica irresponsable no generan soluciones fecundas, por eso aprovecho el espacio que me brinda mi casa editorial y proponer solo algunas políticas públicas que permitan construir un estado diferente que propicie la libertad y el bienestar social para sus ciudadanos a través del arte y la cultura. La necesidad de reordenar y rescatar a la cultura de la situación en que se encuentra es primordial. En Durango, el arte y la cultura fueron fue degradados en los últimos seis años, por lo que, a través de un estratégico plan de cultura o programa de trabajo en política cultural, esto no volverá a ocurrir.

Artículo anteriorSolicita Diputada evitar recortes al sector educativo
Artículo siguienteDe José Vasconcelos a Leticia Ramírez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí