Inicio Artículos de Opinión El papel del PRI con la llegada de Alanís

El papel del PRI con la llegada de Alanís

76
0

Este fin de semana se concretó el nombramiento, como dirigente estatal del Revolucionario Institucional, de uno de los personajes políticos más cercanos al gobernador Esteban Villegas, se trata de Ernesto Alanís Herrera, quien desde hace poco más de un año ya venía desempeñando algunas tareas que el jefe político del tricolor le estuvo encomendando, y solo hacía falta la salida de Arturo Yáñez para que esto se concretara. Y así fue, bajo la venia del líder nacional, Alejandro Moreno.

De entrada este nombramiento partidista se da con un panorama distinto desde que este instituto político perdiera la elección del 2016, pues en este lapso de tiempo quienes encabezaron la dirigencia prácticamente tuvieron que “remar contra la corriente”, pues las divisiones y salidas fueron el “pan de cada día” luego de la derrota. Y en el caso de Ernesto Alanís sin duda tiene un escenario más favorecedor, no solo por las condiciones en las que se encuentra el tricolor en este momento a nivel estatal, sino porque también tiene y tendrá el respaldo de Esteban Villegas, y algo no menos importante, el nuevo líder priista tiene oficio político, sabe dialogar y sabe construir puentes de unidad.

Con ello, Alanís Herrera deberá comenzar a consolidar las candidaturas del proceso electoral de este año, pues en cuanto ha “tomado las riendas” sabe que el tiempo es poco para la designación de quienes estarán buscando una curul en el Congreso del Estado, y si bien deberán llevar el aval del jefe político, a Ernesto le tocará socializar al interior de este instituto político dichas decisiones, pero además, desplegar toda la estrategia mediática, política y electoral para mantener la mayoría en el legislativo local, esa es la tarea que seguramente se le ha asignado. Pues en lo relacionado a las candidaturas para el Congreso de la Unión, sabe que eso estará en el terreno de la dirigencia nacional.

Por otra parte, el nuevo dirigente estatal del Revolucionario Institucional deberá mantener y fortalecer los acuerdos que se han signado con los otros dos partidos que conforman la alianza ”Fuerza y Corazón por Durango”, sobre todo lo relacionado al siglado de los 15 distritos locales. Se trata de lidiar con lo bueno y malo que sucede al interior de esta coalición, tratando de que lo malo no afecte en las urnas.

Ahora bien, para la selección de los aspirantes al Congreso del Estado seguramente habrá quienes no estén de acuerdo, quienes no se vean beneficiados, y es ahí también donde Ernesto Alanís deberá mantener la cohesión partidista, porque deberá ofrecer algunas alternativas a quienes no obtengan un distrito, pensando incluso en que muchos quieren repetir, algunos sin méritos por cierto; por lo que deberá hacer compromisos para el proceso electoral del próximo año con la renovación de las presidencia municipales, así como la distribución de regidurías. Si bien existen grupos priistas que son fuertes, creo que Alanís Herrera tiene el enorme respaldo de Villegas Villarreal, y así deberá operar.

Pajareando.
La agenda política a nivel nacional sin duda recayó en las declaraciones de la ex directora de la agencia Notimex, Sanjuana Martínez, quien aseguró que parte de los recursos fueron desviados a la campaña de Claudia Sheinbaum, lo que habla de los procesos que se siguen desde el Poder Federal para apoyar el proyecto de la ex Jefa de Gobierno de la Ciudad de México. El asunto quizá no pase a mayores cuando enfrente está una oposición muy despistada para potenciar estos asuntos, máxime cuando el dirigente de uno de los partidos, Marko Cortés, anda más preocupado y ocupado en evidenciar los acuerdos que tiene en Coahuila. Un error de grandes proporciones que lo hacen ver como un político “berrinchudo” e inmaduro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí