Inicio Artículos de Opinión ESTEBAN Y TOÑO, UNA DUPLA QUE TRANSFORMARÁ DURANGO
Avatar photo

ESTEBAN Y TOÑO, UNA DUPLA QUE TRANSFORMARÁ DURANGO

Publicado en Órale Qué Chiquito el 22/06/2022
111
0

Muchos estudios sugieren que el desencanto político puede causar abstencionismo electoral. Está demostrado que el desencanto y la participación sí están vinculados, ya que cuando las personas confían en los políticos votan mucho, pero cuando no, asumen una de dos posturas, o son abstencionistas para no ser copartícipes del mal que los candidatos traerán, o votan para cumplir su deber cívico y luego culpan a los políticos por no cumplir con sus compromisos. Las pasadas elecciones del cinco de junio dejaron varias lecciones, aprendizajes, costos, pero también la esperanza de que los ciudadanos contaremos con un gobierno estatal y municipal, -en el caso de la capital-, acorde a las exigencias, demandas y merecimientos de los duranguenses. En esta ocasión fue muy evidente que los ciudadanos analizaron su voto, pues pensando en las elecciones del 2016 en adelante, han sido más las decepciones que las ganancias, han sido seis años de engaños y desilusiones por haber elegido a malos candidatos a cargos de elección popular. Durango adquirió desde hace varios años parte de los problemas que hoy en día tiene debido a los incapaces gobiernos que hemos padecido. Por eso, cuando los ciudadanos tuvieron la opción de Esteban Villegas a la gubernatura y Antonio Ochoa a la alcaldía capitalina, no dudaron un instante en votar por esta dupla de jóvenes maduros que tiene mucha hambre y ganas de transformar la tierra donde nacieron. Votar por candidatos con los conocimientos requeridos y la suficiente preparación para asumir el cargo, contribuye a la correcta toma de decisiones que benefician a población en general. Un candidato que no tenga los conocimientos, los estudios y la preparación requerida, lo más probablemente es que ya como gobernante, sus acciones se convertirán en un desastre y un fracaso en perjuicio de todos. Para la gran mayoría votar es importante, sin embargo, se dan muchos casos en que algo se opone a su impulso de participar. Los individuos sí quisieran votar, pero tienen también una razón importante para abstenerse: no quieren llevar a malas personas a los puestos claves, esta idea contiene su deseo de votar. La combinación de malos políticos con ciudadanos responsables consigue que los sujetos prefieran no votar antes que apoyar a malos candidatos. La historia reciente de México y de Durango nos permite identificar casos de quienes han sido buenos candidatos, pero malos gobernantes, pero también el caso contrario, es decir buenos gobernantes, aunque malos candidatos, lo cierto es que unos y otros llegaron a los cargos a que aspiraban. En tales circunstancias, encontrar malos candidatos que después serían malos gobernantes era sencillo. En cambio, encontrar buenos candidatos que serían después buenos gobernantes era y sigue siendo un reto enorme. Afortunadamente con Esteban Villegas y Toño Ochoa, los duranguenses hemos recobrado la esperanza perdida, ya que estamos ante un escenario que promete grandes cosas. No es necesario mucho análisis para vislumbrar que Esteban y Toño traen el chip de cambiar nuestro entorno y se convertirán en una dupla que, desde el primer día de su administración, le robaran horas a la noche para trabajar incansablemente por transformar a Durango. Creemos en ellos, confiamos en ellos, por eso los buenos ciudadanos votamos por ellos.                                                                   

Artículo anteriorCorcholatas, o damas chinas.
Artículo siguienteFIGURAS – Entrevistas Políticas | Joel Corral Alcantar | 22/06/22

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí