Inicio Artículos de Opinión Jóvenes marcan el presupuesto participativo

Jóvenes marcan el presupuesto participativo

140
0

Aunque es muy probable que muchos le hayan apostado a que le fuera mal; porque, cabe la posibilidad de que, inclusive, hayan hecho lo necesario para que fuera un fracaso, y a pesar de que no hay que descartar que algunos ni siquiera metieron las manos, esperando a lo mejor un marcador adverso. La enseñanza que ha dejado el ejercicio del Presupuesto Participativo, es sumamente interesante, comenzando por una jornada dominical que sacó a las familias a las calles, con la esperanza de que sus propuestas de obra fueran las ganadoras, después de haberse divertido en la dinámica de “100 duranguenses dijeron”, porque, le duela a quien le duela, también es válido quitarle lo aburrido a la función pública, no por nada, ese ejercicio con Toño Ochoa al frente de la administración municipal, estuvo marcado por la participación de los jóvenes en un Ambiente Político muy familiar, y eso, de entrada, es un gran comienzo.

Efectivamente, el Presupuesto Participativo, nació joven; se notó al ver que 4 de los 5 proyectos registrados por Giovanni Rosso, director del Instituto Municipal de la Juventud, pasaron el filtro de la votación. El trabajo decidido de estudiantes, le puso un sello especial a esta dinámica. El proyecto impulsado por Andrés Serrano, presidente de la Sociedad de Alumnos del CBTIS 110, en le distrito 02, fue el de mayor participación en todo el municipio, con 2461 votos; mientras que el presentado por Ale Ruiz del CBTIS 130, con más de 1,700 votos, fue el más votado en el distrito 05. No quedó todo en la realización de los proyectos, en presentarlos y que éstos fueran aprobados por el Comité Técnico, los jóvenes fueron más allá, dándole la debida formalidad al reto. Los jóvenes socializaron dichos proyectos entre la comunidad estudiantil, directivos, docentes y padres de familia; además, casa por casa, les dieron a conocer a sus vecinos, los beneficios de la obra para su comunidad. 

De pronto, los jóvenes, aquel sector de la sociedad que supuestamente es apático por naturaleza, rompió el paradigma de la participación ciudadana, representando más del 25% de los votos obtenidos durante la jornada del domingo 21 de mayo. Sin lugar a dudas, Giovanni Rosso le puso la muestra al resto de los directores, despertando una movilización sin precedentes. Los jóvenes se vieron identificados en la dinámica disruptiva de Toño Ochoa, no solo por la manera de comunicar, sino además, por la forma de hacer política, sentando las bases de una estrategia de participación social en la que difícilmente, van a querer quedarse fuera quienes, esta vez, se vistieron de apáticos, incrédulos, aquellos de brazos caídos y los que, quizás, la jugaron en contra. 

Los jóvenes demostraron que es posible darle un voto de confianza a la clase política; no los detuvo su edad, puesto que muchos de ellos, no llegan a los 18 años, es decir, no cuentan con su credencial de elector, sin embargo, sus familiares sí, sus maestros y los vecinos a quienes convencieron, también. No los detuvo nada, los impulsó el deseo de ser tomados en cuenta, de ser considerados en las decisiones de aquellos que les dicen que son “el futuro de México”. Tremenda lección arrojó el Presupuesto Participativo, los jóvenes dieron muestra de compromiso; se pusieron metas y las lograron. Toño Ochoa seguramente estará muy satisfecho, no solo por haber despertado el interés social en este hecho inédito, sino de haber motivado a la juventud a involucrarse en las decisiones de su gobierno, y reconocer que los jóvenes, hoy por hoy, han marcado el primer Presupuesto Participativo de su administración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí