Inicio Artículos de Opinión QUE PENA, XOCHITL GALVEZ PASÓ DE CANDIDATA A LA PRESIDENCIA DE LA...

QUE PENA, XOCHITL GALVEZ PASÓ DE CANDIDATA A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA A SER HAZMERREIR NACIONAL

54
0

Después del dos de junio y de la mega paliza y revolcada que le puso MORENA a los prianistas, una vez más ratificamos que desde un principio la señora Xóchitl Gálvez fue una pésima y malísima candidata. Lo curioso es que muchos pensaron que esta señora que se disfraza de dinosaurio en la Cámara de senadores para llamar la atención, y otras veces se pone piyama y se queda a dormir en la Cámara, tenía posibilidades de ganar, lo cual era imposible, pues eran las elecciones presidenciales, las de Andrés Manuel López Obrador, que por ningún motivo iba a permitir sorpresas. Una señora que pegaba el chicle debajo de las mesas, que hizo el peor de los ridículos hablando según ella inglés, diciendo que la pendejeaba un día si y el otro también, el hijo de la señora totalmente borracho insultando y amenazando al guardia de seguridad de un antro, huipiles ridículos que solo eran objeto de burla, una risa y sonrisa bobalicona y simple, insultos constantes al hombre mas popular y querido de México, recorrido territorial al lado de dos bribones como Marko Cortez y Alito Moreno, constantes ofensas a la Doctora Claudia Shienbaum, grotescas e informales participaciones en los debates presidenciales y un sinfín de torpezas y equivocaciones que caracterizaron la campaña y la personalidad de una mujer que, ni por asomo estaba lista para el cargo al que aspiraba. Bueno, pues resulta que no conforme con el ridículo que hizo en la contienda y después de la arrastrada que le pusieron, resulta que la señora Gálvez Ruiz se empeña en seguirla pendejeando. Con eso de que es senadora, una vez concluida la campaña regresó a su escaño y desde ahí mandó una iniciativa en la cual propone que, en lo sucesivo, al presidente que use o permita el uso de recursos públicos, bienes, fondos, servicios o beneficios relacionados con la administración pública para incidir en el electorado y posicionar a una persona precandidata, aspirante a candidata, candidata a partido político o coalición sea sancionado y juzgado por delito a la patria. En pocas palabras, acusa a AMLO de haber metido las manos en la recién concluida elección presidencial  Solo que da la gran casualidad que el senado se encuentra en receso, es decir despacha una comisión permanente que lo único que hizo fue sellarle y acusarle de recibida la iniciativa, los papeles pues, y es que por ser permanente no la van analizar ni mucho menos discutir, será la legislatura que viene la que, si lo considera relevante, la que dará atención a la iniciativa de la señora Gálvez, dicho de otra manera, esa ocurrencia no prosperará, o sea que perdió miserablemente su tiempo. La otra ocurrencia de excandidata presidencial Xóchitl Gálvez fue haberle enviado hace unos días al presidente Andrés Manuel López Obrador, un manual y un libro sobre violencia política de género, y por si fuera poco declaró que no va descansar hasta que el presidente le ofrezca una disculpa pública. Ya se le hace a la señora que el Licenciado López Obrador va a tener tiempo de leer sus regalos literarios y después de hacerlo de rodillas le va a pedir perdón. En qué cabeza cabe que eso sucederá, pues solo en la de una persona que le gusta ser protagonista en base a declarar sandeces. Pues no conforme con esas ingeniosidades, la señora ya comenzó una gira por algunas partes el país para agradecer el apoyo recibido por la población que ingenuamente creyó en su guajiro proyecto.  A ver si cuando reciba el desaire de los que antes del dos de junio le aplaudían y le llenaban plazas y auditorios, y ahora la reciban en las cocheras de sus casas y cuando mucho le organicen una carnita asada, se dé cuenta que nunca fue la líder que pensó ser, eso le hicieron creer los que en las próximas legislaturas serán diputados locales, federales y senadores la gran mayoría plurinominales, es decir, los que sin batallar solo se colgaron de los votos que recibió la señora. Si la señora Gálvez Ruiz quiere evitar seguir siendo el hazmerreír nacional, a menos que le guste que se pitorreen de ella, entonces que desaparezca de la escena publica, y en tres años más regrese como candidata a diputada plurinominal o a alguna delegación de la ciudad de México. Las próximas elecciones presidenciales serán dentro de seis años, en 2030, y Xóchitl Gálvez no será la candidata, así que mejor a su casita con la boca cerrada y a ver qué sucede en tres años, a solo que su ADN político sea andarla pendejeando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí