Inicio Artículos de Opinión Huracán Político categoría 4T

Huracán Político categoría 4T

189
0

Después del lamentable episodio en un Estadio Azul vacío, hubo necesidad de suspender el acto de la llamada “Gira de la Esperanza” de Claudia Sheinbaum, en medio del enojo y los reclamos de Mario Delgado, líder nacional de MORENA, a los liderazgos que fueron incapaces de movilizar a sus seguidores cuatroteístas a un evento en el que jugarían de “locales”. Perder por “default” en la Ciudad de México, no fue un buen mensaje de la exJefa de Gobierno para el Ambiente Político, porque sus adversarios externos e internos, lo aprovecharon de manera magistral. Xóchitl Gálvez le dijo que la había “cruzazuleado”, mientras que el morenismo inconforme, cuestionó la viabilidad de su candidatura. El estigma del Estadio vacío, perseguirá a Claudia Sheinbaum causando daños devastadores en su proyecto sucesorio, a menos de que, en su “cuarto de guerra”, liberen los recursos del FONDEP, -Fondo de Desastres Políticos- y rectifiquen de inmediato las estrategias en esta fase del proceso electoral.
Llama la atención que los sistemas de alerta de la dirigencia nacional, y los del propio equipo de la virtual candidata presidencial, no hayan detectado de manera oportuna las ráfagas de viento que anunciaban el Huracán Político categoría 4T, que al tocar tierra en el Estadio Azul, estremecería las estructuras morenistas. Sin embargo, la decisión de suspender su gira por Durango y Monterrey, anunciada ayer por la noche, para atender labores de acopio en apoyo a las familias damnificadas por el Huracán Otis, le permite a Claudia Sheinbaum mostrar un rostro más solidario ante la desgracia, a pesar de que también se verá afectada por los reclamos de la oposición, que le han echado en cara a Palacio Nacional, las consecuencias catastróficas derivadas de la desaparición del FONDEN, -Fondo de Desastres Naturales-. De cualquier manera, Sheinbaum Pardo sigue en el ojo del huracán político, soportando el fuerte oleaje y las inundaciones en las redes sociales que hacen mofa de sus errores.
Quizás para el morenismo duranguense, la suspensión de la gira de su Coordinadora Nacional para la Defensa de los Comités de la Cuarta Transformación, no es del todo una mala noticia. Frente a las  acciones de diversos liderazgos para consolidar la unidad, y los esfuerzos de algunos actores por “patentar” la división, esta prórroga, les viene de perlas para “calmar las aguas”. En efecto, a su corta edad, MORENA se comporta como un partido adolescente, berrinchudo, que es capaz de hacer una tormenta en un vaso de agua, poniendo en riesgo sus alcances electorales. Paradójicamente, cuenta en sus filas con experimentados perfiles, principalmente mujeres, que ejercen un importante liderazgo y mantienen diversas estructuras, plenamente convencidas en el proyecto de Nación que encabeza Andrés Manuel López Obrador, y están dispuestas a apoyar la continuidad con Claudia Sheinbaum.
Ciertamente, después de la tormenta, llega la calma. El problema con MORENA en Durango, es que en los últimos años, se han esperado a que la calma llegue después de los comicios con la derrota a cuestas, viviendo en una zona de desastre habitual. Mientras el huracán político se va degradando y se va consolidando la unidad, los cuatroteístas deberán madurar en su relación interna, para no cometer errores que envíen señales de alerta a Claudia Sheinbaum, manteniéndola en el ojo del huracán político categoría 4T. El morenismo duranguense tiene la oportunidad de no “cruzazulearla”, estableciendo un cerco de diálogo, para que, en medio de las tormentas, los daños electorales sean mínimos, erradicando toda posibilidad de llegar a recoger a su partido… de entre los escombros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí