Inicio Artículos de Opinión 2025: ¡Señal de alerta!

2025: ¡Señal de alerta!

113
0

El resultado de las elecciones del pasado 2 de junio, sorprendió a todos por igual. Ni los mismos morenistas se esperaban que el tsunami del 2024, fuera de una mayor categoría, que la del que se registró en 2018, mucho menos los de la alianza PAN-PRI-PRD, a pesar de que las señales de la mayoría de las casas encuestadoras, alertaban de la magnitud de un fenómeno electoral, que amenazaba con arrasar todo cuanto se encontrara en las urnas. Todavía hay quienes se niegan a ver los escombros que dejó a su paso el oleaje cuatroteísta; esa negación les impide ver los saldos; no pueden creer que entre las víctimas, se encuentra el PRD, un partido con severas comorbilidades, que estuvo conectado a través de alianzas coyunturales al PRI y al PAN, quienes le dieron vida electoral artificial. El partido del Sol Azteca, no resistió los efectos del fenómeno que pintó de guinda el mapa de México, y en breve, dejará de existir en el Ambiente Político.

Pero, ahí no queda todo. El Sistema Meteorológico Electoral, ha registrado movimientos en las placas tectónicas del 2025, enviando una señal de alerta de la posible presencia de un fenómeno local, con epicentro en la capital y con réplicas en varios municipios. Ciertamente, ningún proceso electoral es igual. Después del tsunami obradorista de 2018, la falta de estructura, la ambición de algunos liderazgos morenistas, y el efecto gonzalista, provocó la comisión de una serie de errores garrafales, que derivaron en derrotas consecutivas en 2019 y 2021, mientras que en 2022, el movimiento telúrico provocado por Esteban Villegas, mermó aun más la fuerza cuatroteísta. En contraste, el exceso de confianza les cobró facturas a los aliados prianistas, quienes solo alcanzaron a colocar una estructura de contención en Durango capital, logrando salir ilesos del tsunami claudista, cosa que no ocurrió en el resto del estado.

La reciente reunión entre liderazgos de MORENA y del Verde, es un claro indicador de que la 4T no quiere repetir los errores de 2019, 2021 y 2022, y que además, están dispuestos a provocar un sismo en territorio duranguense. Lulú García Garay, presidenta estatal de MORENA; la Senadora Margarita Valdez; los diputados federales electos Martha Olivia García y Gerardo Villarreal; la actual presidenta de la JUGOCOPO, y diputada electa Sandra Amaya; los diputados electos Héctor Herrera y Bernabé Aguilar; y perfiles como Iván Gurrola, Pancho Bolívar, Jaqui Piña, Jessica Pérez, Memo Compean, Gustavo Lugo, Alan González, Norman Chávez, Rosendo Salgado y Osbaldo Santillán, entre otros, no se reunieron a comer chetos, doritos y rufles, acompañados de una rica agua de jamaica, saben que para dar la batalla en 2025, deben hacerlo en unidad, de lo contrario, no habrá sismo, ni chubasco en las casillas.

La señal de alerta ha sido enviada, y es para todos. La alianza PAN-PRI, prepara su plan de contingencia, sabiendo que su relación política, estratégicamente, es indisoluble. La experiencia de lo vivido en 2019, 2021, 2022 y 2024, los obligará a coordinar de manera efectiva a los brigadistas, ante la posibilidad de alguna elección tormentosa, donde las y los abanderados a las alcaldías, deberán ser perfiles realmente competitivos. No pueden subestimar el efecto del Movimiento Naranja, que de alguna manera, también sobrevivió al tsunami claudista. Por otro lado, sería catastrófico para la coalición cuatroteísta, que las diferencias y ambiciones internas, nuevamente prevalezcan, debilitando así, la fuerza con la que pudieran impactar sus olas en 2025.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí